Índice:

Por Kenya:

**Solo contigo (Yaoi,Lemon [LM.C, Miyavi, SuG, Danger Gang])

1.- El comienzo
2.- Un nuevo encuentro
3.- Nuestra Promesa
4.- Tu confianza
5.- Nuestros Sentimientos
6.- Nosotros
7.- Los celos
8.- Te amo
9.- La mentira
10.- Nuestro deseo
11.- La verdad
12.- Coincidencia
13.- No soy un niño
14.- El grupo crece
15.- Aún sigues siendo un niño
16.- Sentimientos vacíos
17.- El final y un nuevo comienzo
18.- No dejo de preocuparme
19.- No lo soporto, adiós
20.- Nuestra separación
21.- ¿Por qué a mí?
22.- El mejor camino para olvidarte.
23.- Un cielo estrellado nos une.
24.- Cambiar un poco es bueno.
25.- Mi confidente.
26.- Una vez más, frente a frente.
27.- No se puede cambiar de un día para otro. (Nuevo)
..................................................................................

Por Pumpkin:

**What a Wonderful Love (Yaoi,Lemon [LM.C, Miyavi, SuG, An Cafe, The Gazette])

1.- Capítulo 1
2.- Capítulo 2
3.- Capítulo 3
4.- Capítulo 4
5.- Capítulo 5
..................................................................................

Por Fran*3*

**Fotografías (Yaoi Lemon [LM.C])

1.- Recuerdos...
2.- Declaraciones.
3.- aun te sigo amando...
4.- encuentro amoroso
5.- Valora lo que tienes
6.- Solo fue un sueño... (Final)

**Love behind the glass (Yaoi [LM.C, Pierrot])

1.- ¿Que es lo que siento?

2.- El comienzo
..................................................................................

Por Jade:

**El Ballet de Versailles (Yaoi Lemon [LM.C])

1.- Maya en mallas
2.- Yo no se bailar

**El Cielo y la Tierra (Yaoi [LM.C, Pierrot])

1.- Mi comienzo...
2.- Camino para ser Mujer
3.- La estafa
..................................................................................

Por Yuna:

**☆LIAR LIAR☆ (Yaoi Lemon [LM.C])

1.- Secretos
2.- Confesiones
3.- Vergüenza
4.- Por siempre…

..................................................................................

Por Jaabvita Ratona Atrocious:

**Just A Song About you and me can take my Heart ([Sinners])

1.- High and Dry (Maya)
2.- Nails for Breakfast, Tacks for snacks (Aiji)
3.- Don’t forget your karma, man
4.- I never mean to cause you a trouble
..................................................................................

Por PuPu:

**Tips para conquistarte ([LM.C])

1.- El comienzo de una noche muy larga
2.- Tú sabes que te quiero (Final)
..................................................................................

Por Crystal:

**Como la luna y el sol ([LM.C])

1.- Capítulo 1
2.- Capítulo 2
..................................................................................

Por Alexandra, Shosukeeee:

**Amar a alguien de tu mismo sexo no es malo (Yaoi Lemon [SuG])

1.- Las primeras sospechas de Yuji.
2.- Casi te lo digo.
3.- Mi confeción.
4.- Te amo Takeru.
5.- Chiquito pero picoso.
6.- Nuestro Primer beso.
7.- Celos... Malditos celos.
..................................................................................

Por PuPu:

**SMS -Servicio de Mensajeria Secreta-

1.- Capítulo 1
2.- Capítulo 2
3.- Capítulo 3
4.- Capítulo 4
5.- Capítulo 5
6.- Capítulo 6
7.- Capítulo 7
8.- Capítulo 8
9.- Capítulo 9
10.- Capítulo 10
..................................................................................

Por Pierrot:

**Estrellas en la fria noche de Tokyo

1.- Masahito
2.- Hermano
3.- Sospechas verdaderas
4.- ¿Nuevas Amistades?

**Dos Semanas

1.- Domingo
2.- Lunes Parte I
3.- Lunes Parte II
4.- Martes Parte I (Nuevo)
..................................................................................

Por Theshitaa Lovee:

**Nuestro Futuro

1.- Primer Día
2.- Sentimiento mutuo

domingo, 31 de enero de 2010

Love behind the glass (Capítulo 1)

Bueno aqui mando mi fick nuevo :B! lo voy a subir todos los domingos *-*! ojala que le guste (Y)
este fick se llamara....chanchanchan :N! ...love behind the glass

Esperen...este fick va a estar dividido por dos narradores aiji y maya y para que no se enrreden voy a colocar quien este narrando antes ;D

..................................................................................
Capitulo 1-¿Que es lo que siento?

(Narrado por Aiji)
Son las 10:30 de la mañana y tengo que levantarme para ir a grabar con pierrot. Pero estoy tan cansado-tic-tac-me tengo que levantar-tic-tac-era lo único que se escuchaba en mi habitación-tic-tac-maldito reloj que me torturaba con su tic-tac =_=-tic-tac...ash! de acuerdo me levantare...Me levante de mi cama tic-tac ya entendí que es tarde, no es necesario que me lo repitas tic-tac.Mi habitación estaba muy desordenada, el piso lleno de ropa sucia, al lado de mi cama una comoda llena de libros que ni leo, entre otras cosas que estaban desparramadas por todas partes-tic-tac-. Volví a mirar el reloj eran ya las 11:00-¿tanto me había demorado en levantarme?-Bueno eso e lo de menos, tengo veinte minutos para vestirme, peinarme y llegar a el estudio-Imposible-dije mirando a la ventana,tic-tac.Me apresure lo mas que pude, tome mi guitarra las llaves de el auto pero antes me mire a el espejo por ultima vez-tienes unas ojeras horribles...-me regañaba a mi mismo-tic-tac-salí de el baño, y mire nuevamente el reloj, ya eran las 11:20 a esa hora se ´´suponía´´ que tenia ya estar allá.Cerré la puerta de mi casa , corrí hacia mi auto, entré, y partí rápidamente hacia el estudio.Iba a el estudio, ya estaba como ha dos calles y toco rojo-apúrate semáforo-Estaba concentrado en que el semáforo cambiara pero luego baje mi mirada y había una pareja que pasaba delante de mi auto cruzando la calle.Era de esas típicas parejas que uno siempre tiene tanta envidia porque se ven tan felices el uno con el otro juntos, y la chica le toma de la mano.No es que no este feliz como estoy,tengo una banda,tengo muchos amigos...no podría pedir mas pero se que seria mas feliz con alguien a mi lado, que compartiéramos momentos juntos... y estar por siempre juntos...-¿ Algún dia podre encontrar a esa persona?-
(Narrador Maya)
-Aburrido~-dije en voz alta mientras buscaba algún canal entretenido en la tv.-click!-aburrido-click-aburrido-click-¿mtv?-deje ese canal porque me había llamado la atención el nombre Bueno aquí estamos con pierrot,una banda que esta haciendo furor en japón-decía una locutora mientras presentaban un vídeo de ellos-Wooo~ que genial sería tener una banda y recorrer el mundo, y que los fans te griten *O*.Me levanté por un momento de el sillón y fui en busca de una chupachups.Y regresé a el sillón ya había terminado el video, y ahora hablaban los integrantes,el vocalista,el baterista etc... hasta que hablo el guitarrista-¿Ai-ji?-¿que nombre es ese?-muchas gracias a todos los fans por apoyarnos siempre-decia-aiji-me encantaria decir eso algun día, a decir verdad.... desde pequeño que he querido formar una banda,si tocar un poco la guitarra,.... pero con practica podría llegar ser mucho mejor..¿pero con quien la formaría? no conozco a nadie que tenga algún instrumento o algo por el estilo...pero bueno... creo que tendré que quedarme como fan y admirar a los que cumplieron sus sueños algo que quizás yo nunca logre. -click.Apague el televisor y mire el techo con la mirada perdida, saboreando el chupachups.-Ahh~! se me olvido por completo-me dije a mi mismo.Espero que no se enoje por unos minutos de atraso.Me arregle el cabello moviendolo de un lado a otro, hasta que quedo en la forma que me gusta llevarlo,ya estaba vestido con unos pantalones negros y una polera media roja....creo,solo faltaban las zapatillas.¿Donde están?-dije buscando debajo de mi cama,-mas al fondo no podrían estar e_é- pensé sarcásticamente,las tome y me levante sacudiéndome las polera que había quedado llena de polvo y me puse las zapatillas.-Se va a enojar-pensé mientras salía de mi casa y me dirigía a el lugar de encuentro...si no me equivoco era...en el parque.Corrí lo mas que pude, pero después de un rato me detuve.-Bueno...ya llegue tarde, no va a hacer ninguna diferencia si llego unos minutos antes-me puse a caminar mas lento, mientras veía lo que pasaba a mi alrededor, una señora paseando aun perro, unos niños corriendo,un señor sentado en una banca leyendo un diario, y una pareja muy feliz-Que feliz yo seria si estuviera así, alguien con quien puedes mostrarte realmente,alguien con quien puedas confiar plenamente...¿ Algún dia encontrare a esa persona?... cruze la calle, era prácticamente un atajo,aunque estaba en rojo para los peatones...pero que mas da!
(Narrador Aiji)
Justo cuando iba a avanzar, alguien paso por adelante de mi, pero en rojo para los peatones.No quería iniciar una pelea pero estaba atrasado.Aunque solo le toque la bocina una vez para que cruzara de una vez por todas-Oye!-me respondió enfadado, tenía unos hermosos ojos castaños oscuro y el pelo rubio, con un corte un poco extraño, su mirada estaba llena de enfado, pero se le sentía una gigantesca ternura en el interior de aquella mirada. No le respondí nada, me miro por un momento y siguió su camino, le quede mirando hasta que le perdi de mi vista.Al fin pude avanzar, llegué a el estudio, estacione, le puse seguro.Me di la vuelta a ver en la dirección en donde había pasado el chico-Nunca antes habia visto una mirada mas tierna que esa,pero que se trae cruzando en rojo un auto no lo pudo haber visto y le hubiera atropeyado, que descuidado.Quede mirando ese lugar y me dispuse a entrar a el estudio-llegas tarde aiji-dijo kirito, el vocalista de la banda.-lo siento,pero al menos llegue ¿o no?-dije tomando mi guitarra-tiene razón-dijo jun, el otro guitarrista aparte que yo.-Vamos a la sala,entonces...-dijo subiendo una escalera,yo también subí pero me detuve en un escalón y los demás me pasaron.-vamos aiji-dijo kirito-altiro los alcanzo.No me dijo nada y subió con el resto.No se porque ese vidrio me atraía(esos vidrios que están en las tiendas como una vitrina)Bajé las escaleras y puse mi mano en contra de este-ahh....-suspiré. Quizás no he podido encontrar a esa persona porque...soy músico...eso hace difícil encontrar a la persona adecuada....y....si....¿dejo de ser músico?...no creo que por siempre pero hasta econtrar a ese alguien...tal vez resulte,pero estoy arriesgando mucho...Justo cuando iba a sacar mi mano de el vidrio y alguien apoyo su mano contra la mía.Me sorprendí al principio porque justo quedo en donde estaba la mía pero en el otro lado de el vidrio-Creo que no me ve- Subí mi mirada era...-es el mismo de hace un rato-dije-¿porque coincidimos en dos lugares el mismo día?...¿será el destino?nunca he creído en eso...son solamente coincidencias...-Aiji!-se escucharon artas voces que me llamaban .Al escucharlos retire mi mano rápidamente.-les dije que iba altiro-dije regañándolos,no me prestaron atención-Miren hay un tonto viendo su reflejo!-dijo jun mientras apuntaba a el chico,los demás le siguieron el juego y se rieron-¿Como que tonto?!-dije enojado-casi nunca me molestan sus bromas pero esta vez se estaban pasando,como le pueden decir tonto si ni siquiera lo conocen.Todos me miraban sorprendidos-¿Desde cuando te enojas por algo como esto?-dijo kirito con un tono sorprendido, tienen razón¿porque me enojo por esto?bueno eso no importa, solamente me enoje por el modo en que lo trataron.-No importa,solo me me molesto un poco-mas bien mucho--Vamos a molestarlo!-dijo jun indicándoles a los demás.Estaban a punto de golpearle el vidrio,pero algo me impulso y los detuve-chicos! porque no lo dejan en paz!-dije colocándome en frente de el vidrio-Bueno...aiji,pero estas raro-dijo jun subiendo las escaleras con el resto.Al fin estaba solo nuevamente.El chico aun seguía con la mano apoyada contra el vidria.Me acerqué lentamente haciendo el menor ruido posible.Quería sentir esa calidez me hacía sentir tan bien tan tan.... tan feliz , aunque estuviera ese molesto vidrio, se podía sentir perfectamente su mano ,pero como me gustaría sentirlo sin este vidrio.Justo en ese momento cuando iba a apoyar mi mano,el saca la suya.Sentí como mi felicidad se iba...el chico se dio la vuelta y una chica lo abrazaba ¿tiene novia?no,no¿porque cuando me atrae alguien tiene que tener a alguien? ehh...o_o no aiji,no te gusta ¿o si?.me regañaba a mi mismo, no puedo enamorarme de un hombre eso esta mal....entonces¿que es lo que siento? lo encuentro muy tierno parece que no me atrae como novio si no como persona.Tenía unas ganas enormes de llorar.

..................................................................................
Bueno aquí termina el primer capitulo espero que les guste *-* espero sus opiniones ;D!

viernes, 29 de enero de 2010

Fotografías (Capítulo 6)

Bueno pues aqui les dejo el capitulo final de mi fanfic D : lo siento por no haberlo mandado antes D8 nose siempre se me olvidada XDD, ojala que les guste ah ... y si esperaban lemon aqui no hay nada XDD es que... yo nosirvo para eso pero si alguien quiere escribirlo puede hacerlo pero yo no ._. ahora estoy escribiendo un fic nuevo de maya y aiji en un rato mas lo mando : 3 (y tampoco tiene lemon XD)

..................................................................................
Capitulo final:Solo fue un sueño...

Pasaron los meses, y ya estaban grabando su PV mas nuevo Ghost Heart.
-Bueno con esto concluimos el PV,ahora tendran que promocionarlo en una nueva gira-dijo alguien de el staff a maya y aiji que estaban sentados los dos en un sillon tomando agua.
-Woo!-dijo maya animadamente
-y...donde comenzaremos?-pregunto aiji a el staff
-partiran en japon hacia america de el sur-
Maya aun se encontraba afectado por aquel sueño en que perdia a aiji
-Que pasara si...ese sueño...se hiciese realidad?yo no podría vivir sin aiji-pensaba maya.Un sentimiento de inseguridad y tristeza empezó a invadir el cuerpo de maya.Aiji se dio cuenta de esa expresión en el rostro de maya, pero sin decirle nada, espero a que los de el staff se fueran.Hasta que finalmente los de el staff se fueron y quedaron solos maya y aiji.
-que te pasa maya?...estas raro..-dice aiji acariciándole el rostro a maya.
-Se dio cuenta a el instante...-pensó maya
-Aun-bajo la cabeza-recuerdo el sueño en el que tu te ibas para siempre...-dice con la cabeza baja y su cabello tapándole la cara.
Aiji no sabia como reaccionar,estaba feliz porque maya se preocupara por el,pero por otra parte estaba angustiado.
-No te preocupes, a mi nunca me pasara nada-dice aiji abrazando a maya
-Lo que me entristece mas es que tu... te vayas a alejar de mi-dice casi en un susurro
Aiji estaba muy contento por las palabras de maya, ya que el también piensa lo mismo.
.Maya,cada día me sorprendes, me haces quererte mas de lo que ya te amo, por esas cosas que dices-pensó aiji
-Eso debes tenerlo seguro,yo nunca te abandonaría te lo prometo- dice aiji sonriendo feliz y sinceramente-al contrario yo te protegeré.
-Gracias *-*!-fue lo único que pudo decirle a aiji- dice devolviedole el abrazo a aiji, y le da un chupachups y también saca una para el.
-Maya...sabes que no debo comer mucho,,,-
-ah...lo siento-dice desanimandose
-pero bueno ... uno no hará la diferencia-dice aiji comiéndose el chupachups.
Estuvieron abrazados así durante un tiempo.
-Bueno...creo que es hora de irnos-dice aiji
-aaaah!-dice en tono berrinchudo-quería estar mas tiempo contigo -dijo maya
-yo también ,pero ya es muy tarde-
-Bueno D:-dice inflando las mejillas -pero me debes una
-a que te refieres?-pregunto sorprendido aiji
-después lo sabrás ;D-dijo en un tono provocativo
Caminaron hacia la salida,era de noche,como las 20:00 pero estaba bastante oscuro.
-Ash, ahora me acorde que tengo algo que hacer...nos vemos mas tarde-dijo aiji tomando otro camino de el de maya.
-Pero... vendrás después?
(nose porque pero ahora empieza a narrar maya ._. ni me di cuenta XD)
No quería entrometerme en lo que tuviese que hacer, pero a la vez no quería que separarme de el... Sentía como ese sentimiento de tristeza me llenaba y apenas nos estábamos alejando unas horas.En eso me llego el recuerdo de el sueño en que aiji se moría en mis brazos.Mis lagrimas cayeron de nuevo.Sabia que era dificl que se volviese realidad, pero aun así mis lagrimas seguían cayendo.
-Maya...es la segunda vez que te veo triste en el día...sabes que no me gusta verte así....-dice abrazandome
-lo siento, pero esas imágenes llegan a mi por su cuenta-dije bajando la cabeza -si quieres puedes irte no quiero ser una molestia.
-Maya tu nunca seras una molestia ¿estas asi por lo mismo de antes ? -dijo aiji con un tono de preocupación,
No dije nada solo asentí levemente apoyando mi rostro en su pecho.
-Sabes que no me pasara nada-dice tomándome el rostro.Estaba con la cara llena de lagrimas y sonrojada.
-si...pero...es algo chocante-dije desviando mi mirada
-No te preocupes, yo nunca te abandonaría,se que ya te lo he dicho antes y te lo volvería a decir,-dijo sonriéndome.Esas palabras me tranquilizaron
-Maya-me llamo
-que...-
-Gracias por ser como eres-dijo aiji besándome la frente
-¿A que te refieres?-
No entendía a que se refería.
-Que...me encantas tal como eres cuando te preocupas,cuando sonríes todo el tiempo,entre muchas otras cosas,nunca cambies-dijo aiji
Aiji sabes como subirme el animo,cualquier cosas que me digas me alegra.
-te amo aiji-dije juntando mis labios con los suyos, eran tan suaves.
-Entonces... lo siento u_u-le dije-prometo no volverme a poner así.
.No es necesario que lo prometas , yo te tengo confianza para creerte sin la necesidad de prometerlo-
-hahaha-me reí pero no por el hecho de haber dicho eso solo porque estaba muy feliz.
-Estaras bien?-dijo mirando el reloj de su muñeca
-Si-dije quitándome sus brazos (porque aun estaban abrazados)
-Bueno... me voy-dijo sonrojado y me rozo los labios
Vi como se alejaba en la dirección contraria a la que yo iba.
Segui mi camino a mi departamento.lo evite lo mas que pude, pero para mi mente fue imposible y volvieron a llegar esas imágenes de esa horrible pesadilla.
Fue solamente una pesadilla, es imposible que se cumpla,pero...como aiji tiene su enfermedad,no es tan imposible-pensaba maya mientras caminaba a su departamento.
Maya como piensas esas cosas-se regaña así mismo-aiji me dijo que no le pasaría nada,entonces..¿de que me preocupo?Aunque sabia que no le pasaría nada, me causaba una sensación de tristeza.Le prometí a aiji que estaría bien y no quiero fallarle.Menos mal que me encontraba a unos pasos de mi departamento subí las escaleras a paso lento lo único que quería era romper llorar.
Mientras tanto...
Aiji ya había terminado con lo que tenia que hacer e iba de camino a el departamento de maya.Y paso frente a una dulceria.
Woow *___* todos los dulces que tienen, maya estaría fascinado-pensó aiji
Quedo mirando la vitrina por unos segundos hasta que se decidió a entrar.
-Buenas noches,caballero ¿que desea?-dijo el dueño de la tienda
-¿Puede envolverme eso en papel de regalo?-pregunto aiji
-Si,claro-dijo el dueño envolviendo rápidamente-Bien aquí tiene-le paso el sobre a aiji
-Gracias-dice aiji tomando el sobre.
Aiji salio de la tienda alegremente.
De seguro mejorara con esto,le encantaran n_n-penso aiji mientras caminaba
Mientras en el departamento de maya...
-Lo siento aiji mi promesa no se va a cumplir-pensó maya dentro de su departamento.
Este era espacioso,de paredes blanco crema con muebles negros,todo hacia juego con el blanco y negro,con una mesa roja que destacaba al centro,tenia muchas fotografias en pequeños cuadros y entre ellas una de aiji.
Maya la toma con ambas manos al ver la fotografía, rompió a llorar.Eres tan patético maya,solo fue un sueño-se reprochaba a sí mismo.Solo un sueño,solo un sueño,¿porque no puedes entenderlo?-pensaba maya.Estaba tan sumergido en sus pensamientos que no se dio cuenta que se había mojado la fotografía mas bien el cristal de encima.-hahaha-soltó una leve risa y limpio la foto con su brazo.-Recuerdo cuando tu te habías declarado ante mi-dijo mientras miraba la foto-en ese momento no sabia que pensar, yo siempre te he querido y nunca cambiara eso... pero ese momento fue tan...repentino, no esperaba ser correspondido, y cambiaste toda mi forma de pensar de el amor...-dije dejando la foto en su lugar-Quizas...eso sea porque me siento así, estoy tan apegado a ti, y... en el sueño eso cambio es un instante... de cierto modo ese sueño me enseño algo... valorarte como se debía.
Salí de el cuarto en busca de aiji para decirle eso,ademas ya se tardaba demasiado.Iba en el pasillo.Cuando de repente, aparecio ese rostro de mi sueño,le extrañaba tanto que no dude en lanzarme corriendo hacia el.
-AIJI *O*!-dije empujando,haciendo que se callese.
-ouch! ¿que pasa maya
?
tanta energía repentina-dijo aiji sonrojado.
Sin darme cuenta casi(XD) tenia mis piernas a los dos costados de su cadera y todo mi pecho estaba arriba de el suyo, podía sentir como su respiración comenzaba a acelerarse, también sentía su aroma que se me hacia tan irresistible.
-Me he dado cuenta de algo,cuando no estabas-dije feliz y orgullosamente.
-Aver...¿que te diste cuenta?-dijo aiji curioso.
Tome un poco de aire antes de contestar.
-que... el sueño que tuve hace poco tiempo...me sirvió para valorar mejor lo que tengo aquí-dije y después dándole un beso en la frente-pues se puede ir en cualquier segundo dije sonriendole-¿no crees?.Aiji demoro un poco en responder,-Si tienes razón... y por haberte dado cuenta de eso te ganas dos premios-
-¿Que dos premios?-dije emocionándome
-Mira allá hay un regalo que te traía,pero que tu botaste,al lanzarte-dijo indicando un sobre que estaba en el suelo
-Woo!-dije tomando el sobre y abriendo
-Una vez que pude ver su interior, me emocione tanto que lo abrase y acerque mi cabeza a su oído-Gracias-le susurre y le bese la oreja,haciendo que su respiración fuese aumentando.
Era un árbol de chupachups, siempre quise uno pero casi siempre estaba sin tiempo para ir a comprarlo.
-¿ Quieres saber cual es tu siguiente regalo?-dijo aiji en un tono mas provocativo.
Quede un poco sorprendido con la voz que lo decía,hay veces en que verdad me sorprende.
-Si *-*!-
Se acerco lentamente hacia mi rostro, y en una reacción, instantánea cerré los ojos.Sentí sus labios sobre los míos,eran mas cálidos que de construmbre, eran irresistibles, que no pude evitar morderlos en eso entre abrí mi boca permitiendo le que introdujera su lengua estuvimos así hasta que nos separamos.
-Esto es apenas el principio de tu segundo regalo-dijo con una voz sexy
Un escalofrió recorrió toda mi espalda ,sabia a lo que quería llegar.
Me tomo de las caderas y me dio la vuelta. (cambiando de posición,ahora aiji estaba encima)
Se acerco mas a mi cuerpo, y comenzó a besar mi cuello entre lamidas y mordidas sentía como mi respiración comenzaba a agitarse. Hasta que lo detuve.
-
¿
Que pasa
?-pregunto
sorprendido
-Aquí no-dije sonrojado
Se levanto, y me ayudo a levantarme , lo tome de la mano hacia mi departamento, cerrando la puerta tras nosotros.
FIN

..................................................................................
si se quedo mas raro D: personalmente a mi no me gusto este fick bueno solo el principio e_e pero si a ustedes les gusto que bueno XDDD *-* ahora tengo otro que se que es mucho mejor que este y mas largo :3 y ahora si va a ser mas organizado lo voy a ir mandando una vez a la semana yo creo que los domingos 8DD asi leen el de la kenya el sabado asi como plato principal XDD y el mio como postre LoL 8DD. Me alegra que hayan seguido este fick *-* muchas gracias ! hasta luego :B
Fran*3*

sábado, 23 de enero de 2010

Sólo contigo (Capítulo 18)

AAH!! perdón la hora!! pero aquí está el cap! xD
perdonen que haya tardado pero...
la razón... es porque
en este capítulo les traigo una hermosa sorpresa!!
para aquellos que no lo sepan, xD a mi me gusta
mucho dibujar y creo que me defiendo en ello, por lo que,
para alimentar su imaginación, hice unos pequeños dibujos..
yaoi. Es la primera vez que hago esta clase de dibujos
por lo que sé que tienen algunos errores de proporción, etc.
espero les gusten pues los hice con mucho esfuerzo!!
y, así es como veo esta historia en mi mente ^^

Primero que nada, los personajes principales! xD

Maya y Aiji °¬° xD
Image Hosted by ImageShack.us

Después... la relación actual (** en lo personal, el dibujo
que mejor me salió xD hahaha,

Maya x Miyavi
Image Hosted by ImageShack.us

y, saben qué?!?! xD, no me conformé con dibujar
a Maya y a Miyavi así xD, por lo que repetí el dibujo
y lo hice a colores!!! xD, aquí ya hice algunod pequeños
arreglos xD hahaha

Maya x Miyavi
Image Hosted by ImageShack.us

Hahaha!! xD y y y si alguien pregunta
es mi tarea de "dibujo y proporción anatómica!"
si llevo esa clase pero xD no presentaría eso
de tarea xD!! KE PENA XD
bueno bueno!!
espero les hayan gustado las imágenes
"recreativas"
XD LOL...
ahora bien, pasemos con el fan fic.
Me esforcé mucho en poder escribirlo
ya que hacer tres dibujos mas aparte
el capítulo del fanfic, fue casi suicidio! XD
HAHAHA xD
pero cumplí a tiempo!!
graaacias por los que visitan
esta página!, aprecio mucho que
lean mi historia, ^^
disfruten!

P.D. **Diafragma: músculo ubicado entre el tórax y el abdomen, que cumple una importante función en la respiración.
..................................................................................


18.- No dejo de preocuparme.

Aiji: ¿Qué le pasa a ese idiota?, si tanto decía amarme, ¿por qué se metió con Miyavi? –Se preguntaba furioso mientras iba de regreso al estudio-

Fue tanto el dolor que Aiji sintió al momento de ver las marcas que llenaban el suave y blanco cuerpo de Maya, que una pequeña lágrima traicionera escapó de su ojo derecho, la cual limpió rápidamente. Así llegó a la puerta del estudio, se paró frente a ésta, estiró su mano para abrir la perilla y, antes de abrir la puerta dio un pequeño suspiro.

Jaykay: Aiji, ¿todo bien? –Preguntó una vez que Aiji cerró la puerta tras él-
Aiji: aham –Exclamó para afirmar.
Hiko: si, claro… se nota –Dijo entre dientes-
Jaykay: bueno… ¿dónde está Maya?, necesitamos corregir unos coros.

Al momento que Aiji escuchó aquella pregunta su menté se perdió en la profundidad de sus pensamientos, éste comenzó a recordar lo que había sucedido en el baño, el rostro de Maya lleno de pánico y sobre todo, la imagen de su débil cuerpo tirado en el suelo.

Aiji: ¡¿Qué hice?! ¡no debí haberlo golpeado tan fuerte!, pero ¡agh!, ¿y si no pudo levantarse? –Comenzó a preguntarse Aiji muy preocupado-

El cuerpo de Aiji sintió un impulso que le mandaba regresar al baño por él, pero en ese momento las palabras de Maya hicieron eco en sus pensamientos junto con la imagen de su cuerpo lleno de marcas, por lo que Aiji reprimió todas sus preocupaciones y, tratando de mostrar una apariencia de tranquilidad, se dirigió al sillón y se sentó, así Aiji dejó salir un pequeño suspiro.

Aiji: está en el baño –Respondió a Jaykay fríamente-
Jaykay: ¡oh!, ya veo, entonces… esperemos un poco

Mientras Jaykay, Hiko y Aiji llevaban una corta conversación en lo que esperaban a Maya, éste se encontraba muy débil en el baño.

Maya: ¡Maldición!, duele mucho –Exclamó mientras se recargaba en el lavamanos para dejar caer suavemente su cabeza entre sus hombros-.

Maya se incorporó abrió la llave del lavamanos y humedeció su rostro para esconder las lágrimas que recorrían sus mejillas.

Maya: ¡Soy un tonto!, ¿Por qué cada vez que hablo con Aiji termina tan molesto?, y lo peor de todo, ¡todo es culpa de Miyavi!, ahora ¿qué voy a hacer?, no podré ver a Aiji a la cara, seguro me odia más que todo en el mundo pero, no quiero perderlo, en verdad siento algo diferente por él, y es mucho más fuerte de lo que siento por Miyavi, ¿cómo se supone que puedo arreglar las cosas?.

Maya tomó la parte inferior de su suéter y con ésta secó su rostro frotándolo suavemente, una vez que su rostro quedó completamente seco salió del baño y se dirigió al estudio con su mano derecha sobre su abdomen y con pasos muy lentos. Así Maya entró al estudio.

Hiko: ¡Maya!, por dios, ¿qué hiciste en el baño?, tardaste demasiado, pensamos que ibas a regresar con Aiji, seguro fueron a hacer cosas malas al baño y, para que no nos diéramos cuenta, se regresaron uno después del otro ¿verdad? –Dijo para molestarlos un poco-

Maya desvió su mirada hacia Aiji y observó que su actitud nuevamente había cambiado, ahora Aiji lo veía con una mirada rencorosa, Maya se sentía verdaderamente incómodo, quería salir corriendo del lugar pero no podía dejar de lado el trabajo por lo que decidió aguantar.

Aiji: no digas tonterías Hiko, ¿quién quisiera meterse con eso? –Dijo señalando a Maya-. Aparte, los dos somos hombres –Exclamó con un tono muy serio pero al mismo tiempo ofensivo para Maya-
Hiko: vamos Aiji, seguro que quieres abrazarlo y tenerlo sólo para ti –Dijo mientras comenzaba a jalar los cachetes de Maya suavemente-

Maya retrocedió un poco para evitar que Hiko continuara molestándole.

Maya: haha –Dejó salir una risa forzada-. Perdón, perdón. ¡Ya estoy aquí!, no pienses mal Hiko, simplemente me quedé pensando unas cosas, pero bueno… ¿Qué tenemos que hacer? –Preguntó para cortar el pequeño juego de Hiko-
Jaykay: ¡Ah! Mira, hay que grabar estos coros nuevamente –Dijo mostrándole a Maya la hoja con los arreglos en los coros-
Maya: ¡¿Otra vez?! –Preguntó berrinchudamente-
Jaykay: sí, es que hay que bajar un poco el tono de tu voz

Jaykay había comprendido completamente las intenciones de Maya al detener el juego de Hiko, además, por la actitud con la que Aiji había entrado al estudio y el retraso de Maya, Jaykay sabía que algo no estaba bien entre ellos dos, por lo que decidió darles una pequeña oportunidad de que arreglaran las cosas.

Jaykay: Hiko, pasa tu primero
Hiko: ¡Pero estuvimos esperando a Maya! –Reprochó-
Jaykay: Sólo haz lo que te digo, grabaremos un poco de “Hounted house make a secret”.
Hiko: Pero…
Jaykay: ¡tú entra! –Exclamó interrumpiéndolo-

Así Jaykay dedicó aproximadamente 4 o 5 horas grabando el bajo y arreglando cosas de “oh my juliet”, si bien Aiji y Maya también ayudaban haciendo grabaciones de guitarra, voces y ajustes de las canciones, sus intervenciones fueron un tanto esporádicas y cortas. Mientras trabajaban Aiji se comportó muy cortante con Maya, Aiji se comportaba como si Maya no existiera, lo ignoraba completamente, pero en varias ocasiones sus miradas se encontraron, y esto fue muy incómodo para Maya.

Jaykay: Maya, es tu turno, grabaremos los arreglos de los coros y luego la letra de “Haunted”. –Dijo Jaykay mientras Hiko salía de la cabina-
Maya: ¡ok!

Maya entró a la cabina después de que Hiko saliera, se puso frente al micrófono y se colocó los audífonos y esperó las instrucciones de Jaykay.

Hiko: Al parecer la situación empeoró ¿verdad?
Aiji: ¿De qué diablos hablas?

Hiko tomó una silla, la puso junto al sillón donde se encontraba Aiji, y se sentó.

Hiko: Aiji… no nos hagamos los tontos, es obvia la pelea que hay entre ustedes dos.
Aiji: ¿Desde cuándo se dieron cuenta? –Preguntó con un tono desinteresado-
Hiko: desde ayer, aunque… si no es de mucha incumbencia, ¿Por qué es que están peleados?
Aiji: Nada importante –Contestó usando un tono cortante-
Hiko: Hum… ya veo, pero… es mejor que vayan resolviendo eso, recuerda que el 16 tenemos un concierto, y podría verse afectada la presentación por ésta pelea.
Aiji: eso ya lo sé –Dijo desviando su mirada hacia la cabina-. Pero eso no es algo que esté en mis manos.

Después de aquél comentario hubo un pequeño silencio y ambos pusieron atención a la grabación de Maya la cual se escuchaba por unas pequeñas bocinas que se encontraban sobre la consola. Al escucharla atentamente todos se dieron cuenta de que la voz estaba un tanto forzada, sonaba extraña y parecía que le faltaba un poco el aire a Maya, después de unos segundos de grabación Jaykay interrumpió la pista.

Jaykay: Maya, ¿estás bien?, tu voz suena extraña –Dijo por un micrófono para que Maya le escuchara dentro de la cabina-
Maya: sí, estoy bien… -respondió para después llevar su mano derecha un poco más arriba de su estómago-
Jaykay: Ok… entonces, ¿qué te parece si mejor pasamos a la grabación de “Haunted” que es manos forzada para tu garganta y los arreglos de los coros los dejamos para después.
Maya: sí, está bien.

Jaykay reprodujo la pista y Maya comenzó a cantar, ahora su voz salía muy limpia y natural, al parecer no habría necesidad de grabarla una segunda vez pues estaba saliendo muy bien, así Maya comenzó a cantar la segunda estrofa pero, en ese momento Maya se encorvó y sujetó fuertemente su estómago. Jaykay se quitó los audífonos rápidamente y los aventó sobre la consola para abrir la puerta de la cabina y entrar, Jaykay sujetó a Maya por los hombros y pudo escuchar como éste peleaba por respirar, un sonido muy rasposo salía de su garganta y Jaykay no sabía qué hacer, éste quedó en shock al no saber cómo ayudar a Maya a respirar y, de un momento a otro, Maya pudo respirar hondamente y así recuperar el aire que por algunos segundos le había faltado.

Jaykay: ¡Maya!, ¿estás bien? –Preguntó totalmente nervioso y exaltado-

En ese momento el rostro de Maya reflejaba mucho dolor, apretaba los ojos fuertemente y dejó salir un quejido.

Maya: ¡ahh!
Jaykay: ¡Oye!, ¿qué tienes?
Maya: nada –Dijo interrumpiendo sus quejidos y usando una voz muy entrecortada y acelerada-
Jaykay: ¡¿Cómo no va a ser nada?!

Jaykay tomó a Maya y lo sacó de la cabina, rápidamente Hiko se acercó para ver lo que había pasado mientras que Aiji se quedó sentado en el sillón sin hacer nada.

Jaykay: ¡Aiji!, ¡¿no vas a ayudar?! –Preguntó a modo de reclamo-

Aiji se levantó e, indiferentemente, salió del estudio sin decir ni una sola palabra. Hiko y Jaykay quedaron totalmente extrañados pero no dieron importancia a la actitud de Aiji , no era el momento, así, llevaron a Maya al sillón y lo recostaron.

Una vez que Aiji estuvo en el pasillo, se recargó en la pared, al lado izquierdo de la puerta y metió sus manos en los bolsillos delanteros del pantalón.

Aiji: ¡Maldición!, ese idiota siempre me tiene muy preocupado, ¿qué le habrá pasado?, no quiero verlo sufrir, no soporto verlo sufrir –Pensó mientras bajaba su mirada-

En ese momento la puerta del estudio se abrió bruscamente haciendo que Aiji se exaltara un poco y dirigiera su mirada a ésta. Jaykay salió del estudio y volteo a ver a Aiji un poco sorprendido, Jaykay no imaginaba que Aiji se encontrara ahí pero, enseguida su mirada cambió expresando un enojo hacia él y se fue corriendo por enfrente de Aiji a lo largo del pasillo y bajó las escaleras.

Aiji: ¿ahora qué le pasa? –Se preguntó extrañado por la mirada de Jaykay-

Aiji echó un vistazo dentro del estudio y sólo pudo observar el cuerpo de Maya recostado en el sillón y Hiko se encontraba a un lado de éste, parecía que Maya le decía algo pero, por la distancia, Aiji no podía comprender sus palabras. Aiji comenzó a escuchar unos pasos que parecían acercarse a lo largo del pasillo. Aiji volteó hacia las escaleras y Jaykay junto con otra persona corrían hacia él, estas pasaron frente a Aiji nuevamente y entraron al estudio, el señor se puso a un lado de Maya y le tomó la muñeca mientras veía su reloj, así acercó su oído a la boca de Maya e, inmediatamente después levantó al suéter de Maya y, en ese momento todos quedaron sorprendidos, en sus rostros se veía una gran sorpresa.

Aiji, espantado de que los demás vieran las marcas que Miyavi había hecho en el cuerpo de Maya, entró rápidamente y se puso junto a los demás y, antes de poder decir alguna palabra en defensa de aquellas marcas, Aiji también quedó totalmente sorprendido ante lo que sus ojos observaban. Un poco arriba del abdomen de maya yacía una gran marca roja con partes moradas, al parecer, provocada por los golpes que Aiji le había dado.

Aiji: Eso… no puede ser, eso... ¿lo hice yo? –Se preguntó en su mente totalmente asustado-
Hiko: ¡Oye!, Maya, ¿Qué te pasó?, ¿por qué tienes esa marca?

En ese momento Aiji quedó totalmente inmóvil, ¿Maya le diría a los demás que él fue quien provocó aquella asombrosa marca?, y si los demás lo descubren, ¿qué pensarían de él?.

Maya: ¿Qué cosa? –Preguntó levantándose para ver su abdomen-. ¡Ah eso!, en la noche me tropecé y choqué contra un mueble, y la esquina de éste me golpeó en esa parte.

Todos se quedaron viéndolo fijamente con cara de duda, mientras que Aiji era invadido por una culpa provocada por sus acciones. Maya fijó su mirada en el rostro de Aiji y, una vez que sus miradas se encontraron, una sonrisa se dibujó en los labios de Maya.

Maya: Perdón… -dijo con un tono muy tierno eh infantil-
Hiko: ¡¿Perdón por qué?!
Maya: por mi torpeza –Contestó para recostarse nuevamente-
Señor: Bueno… lo mejor es que descanses, deberías regresar a casa y recuerda no forzar mucho tu abdomen, al parecer, por la altura del golpe, éste debió perjudicar tu diafragma y, al momento en que lo forzaste cantando éste colapsó.
Jaykay: ¿y qué pasará con la presentación del 16? –Preguntó preocupado-
Hiko: lo mejor será posponerla.
Maya: ¡No!, no podemos hacer esperar a los fans- Dijo exaltado-
Hiko: Maya, no seas tonto, no te sobre esfuerces.
Maya: Señor –Exclamó mientras volteaba a ver al señor que le había atendido-. Si descanso éstos tres días completamente… ¡¿podré cantar?! ¿Verdad? –Preguntó con un tono lleno de esperanza-
Señor: sí, es sólo un colapso debido al golpe, como el golpe fue reciente, tu diafragma está resentido, para dentro de tres días ya no debería haber tanto problema para que cantes, esto claro, si descansas los tres días completamente.
Maya: ¡Entonces descansaré!
Hiko: Maya… -exclamó con un tono muy preocupado mientras torcía un poco sus labios.

En ese momento Maya se levantó, se acomodó su suéter y se dirigió a la salida del estudio rápidamente, una vez que estuvo frente a ésta, dio media vuelta para dirigirse a todos los que se encontraban dentro del estudio.

Maya: continúen trabajando duro ¿ok?, prometo que cuando me recupere me pondré al corriente en el trabajo, ¡hasta luego!

Y así Maya abandonó el estudio antes de que alguien pudiera detenerlo. Mientras tanto Aiji tenía la mirada baja y estaba apretando sus puños con todas sus fuerzas.

Jaykay: Muchas gracias señor, disculpe las molestias.
Señor: no hay por qué, es bueno ayudar de vez en cuando a la gente, sobre todo cuando se encuentra en tal situación.

Así el señor se despidió y salió del estudio.

Hiko: y… ¿quién era ese señor? –preguntó una vez que el señor había salido-
Jaykay: ¡Ah!, cuando bajé con la recepcionista para decirle que Maya no podía respirar, ese señor escuchó y me dijo que había estudiado medicina y se ofreció a ayudarme.
Hiko: ¡¿qué?! ¡¿Maya no podía respirar?! –Preguntó alarmado-
Jaykay: ¡sí!, me espanté mucho cuando entré a la cabina, pareciera que Maya, por más que trataba de jalar aire, no podía y hacía sonidos muy extraños, pensaba que en cualquier momento se desmayaría hasta morir, y no lo digo en broma, en verdad me espanté mucho –Dijo seriamente-

Al momento en que Aiji escuchó lo que había pasado se sintió totalmente culpable por aquello.

Aiji: ¿qué?, ¡Casi lo mato!, estuve a punto de matar a la persona más importante para mí, ¿por qué le tuve que pegar?, soy la peor persona de éste mundo, no debí haberlo golpeado así. No… no puedo quedarme así, debo ayudarlo, pedirle perdón, ¡algo!

En ese momento Aiji salió corriendo del estudio haciendo que Hiko y Jaykay voltearan extrañados por la actitud de Aiji.

Hiko: ¡y ahí vamos otra vez! –Dijo sarcásticamente mientras desviaba su mirada hacia Jaykay-
Jaykay: ¡Ya Hiko!, no molestes. Aunque… no puedo evitar que Aiji tuvo algo que ver en esto, porque, durante todas las horas de trabajo, Maya no tuvo ningún problema, fue hasta después que Aiji lo sacara del estudio cuando Maya comenzó a forzar su voz.
Hiko: puede ser, pero, dudo un poco, porque si hubiera sido Aiji, cuando Maya estaba recostado en el sofá, no le hubiera llamado continuamente diciendo “Aiji ayúdame, te necesito a mi lado”. Sería un poco ilógico que alguien anhele a quien lo lastimó a tal magnitud.
Jaykay: bueno… por ahora no podemos hacer nada, esperemos a que Maya se recupere.

Por otro lado, Aiji continuaba corriendo para buscar a Maya, éste salió de la disquera y se paró en la banqueta, volteó a los dos lados de la calle pero Maya no estaba por ningún lado, por lo que Aiji decidió tomar el camino hacia casa de Maya.

Aiji: ¡debo pedirle perdón por haberle pegado de esa manera! –Pensaba preocupado mientras corría-
Así Aiji se apresuró para poder encontrarse con Maya en algún tramo del extenso camino hacia su casa.

sábado, 16 de enero de 2010

Sólo contigo (Capítulo 17)

Buenooo pues aquí ta el cap 17!!
perdonen si lo sienten aburrido xD!! hahaa
la verdad es que esta semana estuve un poco
"saturada" xD, ia es comienzo de clases!!
lo que promete mejores historias!! y más capítulos!!! xD
trabajo mejor en la escuela !! XD hahaha
espero les guste!! ^^

P.D. Consola = la mesita esa llena de botoncitos
que está en los estudios de grabación... así se iama
°¬°! xD
..................................................................................


17.- El final y un nuevo comienzo

Maya: ¿Qué fue lo que hice? –Se preguntaba Maya mientras seguía recostado en su sofá-. Me siento totalmente culpable, no debí de haberlo hecho, Aiji, ¡perdóname!

Unas lágrimas comenzaron a recorrer las suaves mejillas de Maya y, al darse cuenta de esto, Maya las limpió rápidamente con sus manos y se sentó para después levantarse y dirigirse a su baño, el cual se encontraba en la puerta que estaba al lado derecho de su cuarto, en el segundo piso. Entrando al baño prendió la luz y se podía ver del lado derecho la taza del baño color blanco, enfrente un lava manos del mismo color que la taza con un espejo pegado a la pared sobre éste, el marco de éste era igual de blanco, al lado derecho del lavamanos había un cesto para la ropa sucia, y del lado izquierdo se encontraba una tina la cual contaba con una pequeña regadera pegada a la pared y dentro de la tina había un pequeño tapete de plástico transparente para evitar que Maya se resbalara. Al borde de la tina había una cortina de plástico la cual se extendía a ambos extremos del baño, al lado izquierdo de la tina, pegado en la pared, había un pequeño gancho de metal, el cual sostenía una toalla azul, las paredes de éste estaban cubiertas completamente por azulejo blanco.

Maya se despojó de todas sus ropas y las colocó dentro del cesto para después dirigirse a la tina y cerrar la cortina, abrió la regadera y comenzó a ducharse, sin embargo, hubo un momento en que Maya se quedó parado en su lugar, sin hacer algún movimiento, sólo se encontraba pensando en su acciones.

Maya: si es verdad que Aiji ya no me quiere, entonces, está bien que me quede con Miyavi, ¿no?, pero, ¿qué es lo que en verdad siento por él?, ¿por qué me sentí tan vacío cuando lo hicimos?, Miyavi… ¿en verdad me quieres tanto como dices? –Se preguntaba Maya en su mente mientras el agua continuaba cayendo sobre su cuerpo-

Maya continuó con su ducha mientras seguía pensando al respecto, una vez que terminó, cerró las llaves del agua y estiró su mano para tomar la toalla y así, comenzar a secarse. Terminando de secarse se puso la toalla alrededor de su cintura y salió de la tina, enseguida apagó la luz y se fue directo a su cuarto, entrando encendió la luz y sacó su ropa interior, su pijama y se vistió, hizo a un lado las cobijas de su cama, regresó a apagar la luz y se acostó para después poner las cobijas sobre él y así poder dormir, Maya no tardó mucho en dormirse pues estaba físicamente agotado por la compañía de Miyavi.

Al día siguiente la alarma de su celular comenzó a sonar, Maya se levantó para buscarlo y apagarlo pero éste no se encontraba en su cuarto, el sonido parecía venir del primer piso, por lo que bajó rápidamente hacia la sala pero, antes de entrar a esta, se dio cuenta que su celular aún seguía tirado frente a la entrada de su casa.

Maya: ¡ah!, ¿lo dejé en ese lugar? –se preguntó-

Maya recogió su celular y apagó la alarma, enseguida vio la hora en su celular, eran las 12 de la mañana.

Maya: ¡EH!, ¡¿ya son las 12?! ¡No puede ser!, si no me apuro a salir llegaré tarde al estudio, ¡maldición!

Maya se apresuró y subió a su cuarto, entrando se dirigió a su closet para sacar el primer conjunto que tuvo a la mano y se cambió de ropa, una vez que terminó, guardó su celular en la bolsa trasera de su pantalón y se apresuró a salir de su cuarto y bajar las escaleras, enseguida comenzó a buscar sus llaves pero no estaban sobre la mesa de centro de la sala, donde siempre las dejaba, por lo que comenzó a buscar en los sillones, metió su mano por todas las hendiduras de éste para ver si no se habían metido por alguna parte, pero no estaban, así se fue a la cocina, comenzó a buscar en los cajones de los muebles que se encontraban pegados a la pared, en el lavaplatos, pero nada, no aparecían por ningún lado.

Maya: ¡Maldición!, ¿por qué ahora?

Así se apresuró a subir al baño, y revisar el pantalón que había usado la noche anterior, el cual se encontraba dentro del cesto de la ropa sucia, lo sacó y buscó en las bolsas, pero no se encontraban ahí, Maya comenzaba a desesperarse cada vez más, recorrió nuevamente todos los lugares para asegurarse que las llaves no se encontraban, y así era, las llaves no estaban por ningún sitio.

Maya: ¡Agh!, bueno… dejaré la casa abierta, espero no pase nada malo –Dijo para después dirigirse hacia la puerta rápidamente-

Maya salió de su casa y sólo empujó la puerta para que ésta se cerrara mientras seguía caminando hacia la reja, pero cuando la puerta se cerró, el sonido del metal chocando al momento del impacto de la puerta hizo que Maya se detuviera, éste dirigió su mirada hacia la puerta y ahí se encontraban sus llaves, pegadas a la perilla de la entrada.

Maya: ¡No puede ser!, ¿las dejé ahí?, ¿en qué demonios estaba pensando? –Dijo mientras se regresaba a la puerta para cerrarla con seguro y quitar las llaves-

Después de eso, Maya se apresuró para llegar a tiempo al estudio de grabación. Mientras tanto en el estudio de grabación ya se encontraban Hiko y Aiji, Aiji estaba aún más serio de lo normal, parecía sumergido en sus pensamientos, simplemente se encontraba ahí sentado en su silla con la guitarra recargada en sus piernas y mirando al vacío, Hiko por su lado, se encontraba sentado en el sofá del fondo y su cara expresaba su sentimiento de que parecía estar fuera del lugar, tenía ganas de romper el silencio del momento pero no sabía cómo.

JayKay: ¡Lo siento!, el metro se retrasó un poco –Dijo después de abrir la puerta con gran estrépito-
Aiji: Ah, no te preocupes, todavía no empezamos nada –Respondió saliendo de sus pensamientos-
JayKay: ¡Eh!, ¿enserio?, entonces comencemos

JayKay comenzó a encender el equipo de grabación y a conectar algunos cables de éste.

Hiko: y, ¿Qué haremos hoy?
Aiji: pues terminaremos la grabación de las voces de “OH MY JULIET.” Y comenzaremos con la grabación del bajo de “Haunted House make a Secret”.
JayKay: si no mal recuerdo, faltan tus coros ¿no? –Dijo mirando a Aiji-
Aiji: ¡Eh!, ¿mis coros?
JayKay: si, Maya, en la hoja de la letra de la canción, especificó que estas partes las hicieras tú –Dijo mostrando dicha hoja a Aiji-
Aiji: ¿enserio? –Preguntó Aiji mientras observaba las anotaciones-. Pues que se le va a hacer, entonces comencemos con eso.
JayKay: ¡muy bien!

JayKay se fue a la cabina de grabación que se encontraba al fondo, ésta estaba separado de lo demás por un gran vidrio y dentro se encontraban todos los instrumentos necesarios para grabar, y sobre éstos, unos audífonos para cada miembro que los usara.

Hiko: Aiji… sé que tal vez no es un buen momento para hablar de esto pero, ¿qué tienes?, pareces más pensativo de lo normal.
Aiji: ¿Eh?, ¿enserio?, no tengo nada –Dijo seriamente-
Hiko: no parece así –Dijo para después recargarse totalmente en el sillón y así, dejar caer su cabeza sobre el respaldo-. Tal vez llevo muy poco de conocerlos, la verdad es que es muy poco tiempo, pero sé que tienes algo, ¿pasó algo ayer?, parecía que tú y Maya tenían problemas.
Aiji: ¿Problemas?, nada de eso, ni que me importara lo que hace de su vida –Dijo con un tono muy nervioso tratando de esconder sus verdaderos sentimientos-
Hiko: mm… entonces ¿no es eso?
Aiji: ¡Claro que no! –Exclamó para después dejar salir una risa forzada-
JayKay: Ya está listo todo, pasa Aiji.
Aiji: ¡ok!

Aiji fue a la cabina de grabación, se puso frente al micrófono y se colocó los audífonos. Hiko se quedó en el sofá mientras JayKay estaba frente a la consola dando instrucciones a Aiji, una vez Aiji las entendió JayKay comenzó a reproducir la música y Aiji comenzó a cantar sus estrofas. Mientras estaban haciendo las grabaciones la puerta del estudio se abrió, el único que se percató de esto fue Hiko, pues JayKay y Aiji estaban concentrados en su trabajo, una vez que se abrió lo necesario Maya entró lentamente y cerró la puerta con igual cuidado y así se fue a sentar junto a Hiko.

Maya: Hola, perdón por llegar tarde, ¿han avanzado mucho?
Hiko: No, recién comenzamos, están haciendo los coros de “Oh my Juliet”
Maya: Hahaha, entonces si llegué a tiempo –Dijo con un tono suave-
Hiko: ¿A tiempo?, ¿a qué te refieres?
Maya: Es que, quería ver si Aiji se ponía nervioso al cantar o algo así
Hiko: Oh, ya veo
Maya: si…
Hiko: Maya, ¿pasó algo entre tú y Aiji?
Maya: ¡Eh!, ¿a qué te refieres con “algo”? –preguntó muy nervioso-
Hiko: me refiero a si han tenido alguna discusión o pelea
Maya: mm… algo así… ¿por qué la pregunta?
Hiko: es que, desde ayer están raros… ¿es algo de lo que deba preocuparme?
Maya: no, no te preocupes.
Hiko: Bueno…

Cuando Aiji salió de la cabina de grabación, se sorprendió al ver ahí sentado a Maya, su mirada se quedó fija en su rostro y sin decir nada, desvió su mirada para continuar caminando hacia su silla.

Maya: Hola Aiji, Hola JayKay.

Aiji volteó a ver a Maya con una mirada llena de enojo y celos, pero ésta era más suave comparada con la de la noche anterior, y, sin responderle, tomó su guitarra y comenzó a practicar sus canciones. Maya al ver esto se sintió un poco mal pero no iba a permitir que los demás lo notaran.

JayKay: ¡Hola!, llegas tarde.
Maya: ¡Perdón!, olvidé cambiar la hora de mi despertador.
JayKay: por hoy, no hay problema, pero que no se vuelva a repetir ¡eh Maya!
Maya: ¡sí!, tendré más cuidado.
JayKay: entonces, Hiko, pasa a la cabina y comencemos con las grabaciones del bajo ¿ok?
Hiko: ¡Siii!

Al igual que con Aiji JayKay esperó a que Hiko conectara el bajo, se pusiera los audífonos y le dio ciertas instrucciones, mientras ellos estaban ocupados en la grabación, Aiji continuaba tocando su guitarra mientras Maya sólo le observaba.

Maya: Aiji, ¿qué es lo que sientes ahora por mi?, ¿terminarás odiándome y nunca volverás a hablarme?, ¿y el grupo?, ¿se separará?, no… no puede ser, acabamos de empezar, no podemos separarnos nada más así. –Pensaba en su mente-

Aiji levantó su mirada haciendo que éstas se encontraran, en ese momento, Aiji comenzó a bajarla y vio en el cuello de Maya una marca un tanto sospechosa, éste, con mucho enojo, puso la guitarra a un lado, se levantó y se acercó a Maya parándose frente a él, en el rostro de Maya se reflejaba pánico por las acciones tan bruscas que Aiji estaba haciendo, Aiji tomó el cuello del suéter de Maya y lo bajó bruscamente, permitiéndole ver bien aquella marca, Maya estaba un poco confundido, no sabía que es lo que Aiji estaba viendo.

Maya: ¡Suéltame!, ¿qué estás haciendo? –Preguntó con un tono un poco molesto y golpeando la mano de Aiji para que se la quitara de encima-

En ese momento, el rostro de Aiji parecía expresar un enojo mayor al de la noche anterior, Maya estaba asustado.

Maya: ¿Ahora por qué se pone así? –Se preguntó confundido-

Aiji tomo fuertemente la muñeca de Maya, lo levantó y lo jaló hacia la salida del estudio, Aiji jaló la puerta con tal fuerza que hizo que ésta generara un sonido muy fuerte al cerrarse, con el cual, Hiko y JayKay voltearon hacia la puerta y, todo había sido tan rápido que no sabían que hacer, ambos sentían que debían seguirlos, pero, si era verdad que ellos tenían problemas, debían resolverlos ellos dos solos.

Maya: ¡Aiji!, ¡Suéltame!, ¡me estás lastimando…! ¡Duele! –Decía a Aiji con un tono de voz elevado-
Aiji: ¡Cállate! –Exclamó con mucha furia-

Maya, al recibir aquella orden en ese tono, decidió guardar silencio y soportar un poco el dolor. Así, Aiji continuó jalando a Maya hasta que llegaron al baño, entraron a éste y Aiji cerró la puerta con seguro. Entrando, podían verse frente a ellos todas las cabinas de los baños dispuestas una después de la otra abarcando toda la pared del fondo, y en la pared que estaba a la derecha de la puerta de entrada, frente a los baños, se encontraba un espejo gigante pegado a la pared sobre un mueble que tenía 3 lava manos, mientras que las paredes de los lados se encontraban vacías.

Aiji: ¡¿Quién te crees que eres?!
Maya: ¿Eh?, ¿a qué te refieres?

Aiji totalmente exasperado tomó a Maya por las muñecas, las levantó y lo empujó contra la pared derecha del baño, recargándolo en ésta, sin pensarlo dos veces, Aiji levantó las muñecas de Maya para recargarlas contra la pared a la altura de su cabeza.

Aiji: ¡sabes perfectamente a lo que me refiero!
Maya: Aiji, ¡deja de decir tonterías!
Aiji: ¡Cuáles tonterías!

Aiji soltó la muñeca izquierda de Maya para que, con su mano derecha, pudiera bajar el cuello de su suéter nuevamente, como lo hizo en el estudio de grabación.

Aiji: ¡Qué me dices acerca de esto!, ¡Eh! –Exclamó totalmente enojado y apretando fuertemente la muñeca derecha de Maya-

Maya volteó al lado izquierdo para poder observar su reflejo en el espejo y tratar de ver qué es lo que tenía, pero no podía ver nada.

Maya: ¡No puedo ver, tonto! –Dijo comenzando a desesperarse-
Aiji: ¡Ash!

Aiji soltó la otra muñeca de Maya para tomarlo por su hombro y acercarlo al espejo, y al momento en que hacía esto, bajaba más el cuello del suéter. Una vez que Maya estuvo frente al espejo éste pudo ver aquella marca que se encontraba en su cuello, obviamente hecha por Miyavi. Al mismo tiempo Aiji observaba fijamente dicha marca y, poniendo mayor atención pudo observar una segunda marca más abajo, por lo que éste quedó totalmente sorprendido, mientras su mente se encontraba en shock, soltó el cuello del suéter para tomarlo por la parte de abajo y levantarlo, dejando al descubierto el abdomen y pecho de Maya, Maya seguía observando todo lo que sucedía gracias al reflejo del espejo.

El cuerpo de Maya estaba lleno de marcas, su abdomen, su pecho hasta llegar al cuello, la piel de Maya era tan blanca y delicada que cualquier pequeño maltrato a ésta se notaba perfectamente, por lo que los bruscos besos de Miyavi provocaron aquellas marcas. La mirada de Aiji estaba llena de confusión.

Aiji: Maya, ¿de qué se trata esto?, ¿por qué tienes todas esas marcas? –Preguntó con un tono totalmente confundido, tratando de adivinar el por qué Maya tenía su piel llena de aquellas manchas rojizas con un leve tono morado-

Maya se quedó totalmente atónito, ni él mismo se había dado cuenta de todas aquellas marcas, todo el tiempo estuvo tan sumergido en sus pensamientos que no puso atención a nada más. Maya trataba de responder alguna excusa para que Aiji no se enojara más de lo que ya estaba, pero su voz no salía, por más que trataba de decir algo, las palabras no pudieron unirse.

Aiji: estuviste con alguien más ¿verdad? –Preguntó bajando su mirada y soltando el suéter de Maya, usando un tono de voz suave pero lleno de rencor mientras comenzaba a apretar fuertemente su puño derecho-
Maya: n… no… -Contestó dudosamente para después voltear su cuerpo para ver de frente a Aiji-
Aiji: ¡No me mientas! –Gritó con mucho enojo y levantando la mirada para ver fijamente a Maya a la cara-. ¡Deja de decirme mentiras y dime de una vez que es lo que está sucediéndote!
Maya: No me sucede nada… -Dijo desviando su mirada-
Aiji: ¡Maya!, veme… y dime la verdad, si no, no te perdonaré por nada de lo que hayas hecho.

Maya regresó su mirada hacia la de Aiji, en su mente estaba tratando de buscar como decir de manera amable que había estado con Miyavi, para que Aiji no se enojara aún más.

Maya: yo… yo… -Hubo una pequeña pausa mientras tomaba más aire para poder dejar salir sus palabras-. Miyavi me visitó anoche –Dijo para desviar su mirada al suelo-
Aiji: ¿¡Eh!? ¿Perdón?

Maya se quedó viendo al suelo sin decir ni una sola palabra, éste pensaba que la situación no podría empeorar más de lo que estaba la noche anterior, sin embargo, lo había logrado.

Aiji: ¡¿Si tanto quieres estar con Miyavi, por qué te metiste conmigo?! ¡¿Por qué me tratas así?!

En ese momento Aiji sintió un dolor total que invadía su corazón, ¿cómo era posible que la persona que más amaba le causara tanto daño?, no había otra manera, Aiji estaba totalmente cansado de todo eso por lo que el puño de Aiji se levantó hasta el nivel de su abdomen, su codo se hizo suavemente hacia atrás, y dando un pequeño paso al frente y girando el tronco de su cuerpo, llevó su puño hacia adelante golpeando a Maya en el estómago, sacándole todo el aire a éste y así Maya calló en el suelo inmediatamente tratando de recuperar el aire.

Aiji: ¡Estoy cansado de todo esto!, ¡no puedo soportar tus acciones!, me tienen totalmente al borde de dejarte inconsciente a golpes –Dijo con mucho enojo y furia para soltar una patada al cuerpo de Maya el cual seguía en el suelo-. ¡No me vuelvas a involucrar en tu vida personal!

Aiji tomó a Maya por el cuello de su suéter y lo levantó para tener su rostro frente al de él

Aiji: Si sabes lo que haces, entonces quédate con Miyavi y aguanta todo lo que ese desgraciado te va a hacer, y no vengas llorando a pedir perdón después, recuerda que esto tú solo lo buscaste. -Dijo con un tono muy amenazador, pero en el fondo Aiji no quería usar aquellas palabras, sentía que debía ayudarlo a dejar a Miyavi, pero ya estaba al límite-

Después de aquellas duras palabras para el corazón de Maya y el de Aiji, Aiji soltó el cuello de su suéter dejándolo ahí parado, totalmente adolorido. Maya no se movió de ese lugar insinuando que todavía resistía más, pero Aiji dio media vuelta y salió del baño azotando la puerta de éste. En el momento en que Aiji salió, Maya se recargó en uno de los lavamanos, con la mirada baja y así, las lágrimas comenzaron a caer en éste.

sábado, 9 de enero de 2010

Sólo contigo (Capítulo 16)

Nuevamente xD!!
este capítulo no es apto para menores de edad LOL! XD
hahahaha y y y kiero dar agradecimientos para
la loca de pumpkin!! kien me ayudó en este cap!!
es la estrella maestra tras ésta idea xD hahaha
TE KIERO!! *o*! xD
espro les guste... es una vuelta inesperada al asunto
pero xD bueh! xD
..................................................................................


16.- Sentimientos vacíos.

Maya sacó las llaves de su pantalón, éstas se resbalaban un poco de sus manos debido a que el agua de la lluvia había mojado completamente la superficie de éstas. Con un poco de dificultad Maya abrió la reja de la puerta principal de su casa permitiendo el paso al pequeño patio de enfrente, la casa del perro se encontraba sobre el pasto, del lado derecho del jardín. El amado perro de Maya, Moco, se encontraba dentro de ésta, viendo como su amo y aquél desconocido entraban para después cerrar la reja, un pequeño camino de concreto atravesaba toda el área hasta llegar a la puerta de la casa. La casa era de 2 pisos, la fachada estaba pintada totalmente de blanco y tenía una vista un tanto sencilla, las cortinas de todas las ventanas se encontraban cerradas, así Maya se puso frente a la puerta de su casa y la abrió, rápidamente estiró su mano hacia la pared izquierda para presionar el interruptor que encendía la luz de la sala. Maya se hizo a un lado para que Aiji pudiera pasar y así cerrar la puerta, Aiji se quedó cerca de la entrada para no mojar el piso de la casa, así éste comenzó a ver lo que había alrededor, el piso de su casa estaba cubierto totalmente por una madera pulida de color claro, al lado izquierdo, junto a la entrada, se encontraba la sala, en la cual había una pantalla gigante de color negra recargada en la pared frontal de la sala, frente a la pantalla se encontraba una pequeña mesa de centro negra de forma rectangular, y, recargado en la pared de atrás, había un sofá forrado con piel negra, en dicha pared, sobre el sofá, había una ventana en la que se podía ver el patio frontal, la sala estaba adornada con algunos cuadros que tenían dibujados en ellos algunas frases japonesas sobre la superación personal. En el centro de la casa, frente a la entrada se encontraban unas escaleras de madera muy sencillas, éstas carecían de adornos, sin embargo combinaban muy bien con el estilo de la casa, del lado derecho de la entrada se encontraba una pequeña barra de madera y detrás de ésta, se encontraba la cocina, la cual contaba con una mesa en el centro del cuarto, ésta era para cuatro personas, su estilo era muy parecido a la mesa de centro de la sala, pues era toda negra y no perdía ese toque elegante; los muebles que se encontraban incrustados en la pared frontal y la pared del lado derecho de la cocina eran totalmente blancos, al parecer ahí guardaba todos los trastos, debajo de estos muebles se encontraba otro mueble de madera el cual tenía sobre él una reja para poder acomodar los trastos recién lavados y un lava platos, y al lado derecho de éste se encontraba la estufa y al lado derecho de la entrada se encontraba el refrigerador, a pesar de que la cocina era un poco pequeña parecía que todo entraba a la perfección, aunque el área de movilidad era un tanto reducida. Todo el lugar estaba impecablemente limpio.

Aiji: Yo pensé que Maya sería más descuidado en la limpieza de su hogar, parece del tipo de personas que no se ponen a limpiar muy seguido –Pensó Aiji al ver la limpieza de su casa-
Maya: no te preocupes, puedes pasar aunque estés mojado, ahorita te presto ropa para que te cambies, ¿ok? –Dijo interrumpiendo sus pensamientos-

Por un momento Aiji se había olvidado de la presencia de Maya, pero, al momento en que escuchó su voz, su enojo regresó rápidamente.

Aiji: no te preocupes por eso, sólo quiero que entiendas la situación. Maya… ¿Qué necesito hacer para que te quede totalmente claro que te amo?
Maya: no sé… -Respondió totalmente confundido -
Aiji: ¡¿Qué acaso no es suficiente lo que hago para demostrarte mi amor?! –Preguntó con un tono enojado debido a que las acciones de Maya comenzaban a molestarle demasiado –

El tono que Aiji usó en ese momento hizo sentir mal a Maya, Maya sabía que sus acciones habían sido muy infantiles pero, no las había pensado, simplemente las hizo puesto que se había dejado llevar por sus sentimientos y su confusión, no había pensado que Aiji se sentiría así.

Aiji: ¿Crees que no me preocupo por ti? Todas las noches me pregunto si lo que hice ese día fue suficiente para que estuvieras feliz, siempre me pregunto si pude haberlo hecho mejor, ¡esto no es fácil para mí! –Dijo con un tono un tanto agresivo haciendo que unas lágrimas recorrieran el rostro de Maya-
Maya: ¡Lo sé!, pero, ¡¿porqué llegaste con esa tipa?! Si tanto piensas en mi, debiste haber sabido que cada momento que pasamos juntos es importante para mí también –respondió con un tono de voz elevado-
Aiji: ¡Maya!… comprende que hay otras personas en las que debo pensar, tú eres la primera de ellas pero, no puedo dejar a las demás de lado sólo porque quieres que esté siempre contigo, ¡¿No puedes entender eso?!
Maya: ¡Mínimo podrías haberme avisado que estabas con ella!

En eso Maya tenía razón, sólo un pequeño mensaje por celular bastaba para que Aiji no hubiera tenido esa pelea con Maya.

Maya: Miyavi nunca me hubiera hecho algo así –Murmuró entre dientes mientras desviaba su mirada en dirección a la sala-
Aiji: ¿Qué acabas de decir? –Preguntó con un enojo que invadió totalmente su corazón-
Maya: ¡Que Miyavi nunca me hubiera dejado de lado como TÚ hiciste! –Respondió en voz alta y regresando la mirada hacia el rostro de Aiji-
Aiji: ¡Ah!, ¡ahora es Miyavi! ¡Entonces por qué no te vas con tu amado Miyavi! ¡¿Eh?! –El enojo corrompió tanto su corazón que no pensó sus palabras-
Maya: ¡Pues tal vez eso es lo que debería hacer!
Aiji: ¡¿Entonces qué esperas?! Seguro te encanta que ese estúpido prepotente te manosee y haga cosas en contra de tu voluntad, para después ir a besarse con otro tipo o tipa sin importarle tus sentimientos, ¡seguro eso es lo que quieres!,!¿ cómo no se me ocurrió?! –Dijo sarcásticamente-, tal vez debería hacer eso para que estuvieras contento y dejaras de actuar como un niño.
Maya: Pues si tanto quieres que me vaya con él ¡lo haré!, no necesitas decirlo dos veces.

Aiji: ¿Cómo es posible que Maya dijera eso después de decir que me amaba tanto? –Se preguntó en su mente mientras comenzaba a cerrar su mano derecha formando un puño-

En ese momento, un deseo incontrolable por golpear a Maya comenzó a mover su cuerpo, lentamente Aiji levantó su puño al nivel de la cabeza de Maya llevando su codo ligeramente hacia atrás, cuando Maya se percató de lo que Aiji intentaba hacer, éste puso una expresión que Aiji nunca había visto, estaba asustado, los ojos de Maya veían hacia su puño y después se desviaron a ver el rostro de Aiji, Aiji no pudo soportar la mirada de Maya por lo que bajó un poco la mirada, pero Maya pudo observar perfectamente el rostro de Aiji antes de que lo bajara, en su rostro sólo había enojo y celos.

Maya: En verdad me merezco esto por haber causado tantos problemas a Aiji, yo causé todo esto, ésta bien que reciba éste golpe si es Aiji quien me lo da –Pensó Maya mientras cerraba sus ojos dispuesto a recibir el golpe-
Aiji: en verdad eres un idiota –Dijo entre dientes y con voz totalmente desgarrada por el enojo-

El puño de Aiji comenzó a moverse en dirección al rostro de Maya, y, en ese momento, un fuerte golpe se escuchó por toda la casa, éste sonido hizo eco por cada pared que los rodeaba. Maya abrió lentamente sus ojos totalmente asustado y vio a Aiji, Aiji continuaba con la mirada baja pero Maya observó perfectamente como las lágrimas caían desde su rostro hasta el suelo, el cuerpo de Aiji comenzó a agitarse un poco debido a sus sollozos, rápidamente la mirada de Maya recorrió el brazo de Aiji hasta llegar a su puño, éste se encontraba del lado izquierdo de su rostro, a unos pocos centímetros de éste.

Aiji: En unos días tenemos una presentación, se vería muy mal que Maya fuera con un golpe en el rostro... No, no es verdad, esa no es la razón por la cual no pude golpearlo, simplemente, amo demasiado a Maya como para ponerle una mano encima –Pensó-

Maya no creía lo que había sucedido, ¿en verdad Aiji estuvo a punto de golpearlo?, ¿a tal grado le habían afectado sus acciones a Aiji?

Maya: soy un idiota, lo único que logré fue enfurecer a Aiji, ¿en qué estaba pensando?, no quería que las cosas llegaran a este extremo. Aiji, ¡perdóname! –Decía en su mente con mucho dolor-

Maya puso sus manos en su rostro y se recargó en la puerta para dejarse caer hasta sentarse en el suelo y comenzó a llorar totalmente desconsolado.

Maya: ¡Perdón Aiji!, yo no quería que nada de esto sucediera, en verdad no quería decir esas cosas, ¡Perdóname! –Dijo con una voz muy ahogada debido al llanto-
Aiji: Ya no hay nada que decir Maya… olvídalo, ¡Olvida todo! –Gritó con gran enojo-
Maya: ¡Pero!...
Aiji: Sólo déjame utilizar tu teléfono para llamar un taxi y ya.
Maya: Toma… –Maya le dio su celular, no sabía qué hacer para detenerlo, nada venía a su cabeza, todos sus sentimientos se venían abajo-

Aiji llamó al taxi y, sin detenerse a mirar a Maya, le devolvió su celular para abrir la puerta y cerrarla tras de él con gran fuerza, Maya puso su celular en el suelo, a un lado de él, para después abrazar sus piernas. Maya no dejaba de llorar, no podía creer que todo hubiera terminado así, y tan rápido.

Maya: ¡Qué tonto, pero qué hice!, ¡No quería que esto terminara así! –Exclamó entre sus sollozos-

El cuerpo de Maya estaba totalmente agitado, pareciera que el aire le faltaba y luchara por recuperarlo, su rostro estaba completamente húmedo y pasaba sus manos con frecuencia por sus mejillas para secarlo, pero no tenía resultado alguno, pues sus lágrimas rápidamente volvían a humedecerlo. Después de quedarse ahí llorando aproximadamente veinte minutos su celular comenzó a sonar, esta llamada comenzó a causar un gran conflicto a Maya.

Maya: ¿Quién podría ser?, ¿Debo contestar?, y si es Aiji, ¿Qué debo decir?, ¡No sé qué hacer! –Se preguntaba totalmente confundido-

Después de hacerse todas estas preguntas, tomó el celular y vio la pantalla esperando saber quien lo llamaba, pero en ésta sólo aparecía el texto “número privado”. Después de dos tonos más, Maya se decidió tranquilizarse un poco para poder contestar.

Maya: ¿Bueno? –Dijo con la voz cortada por el llanto-
Voz: ¿Maya?... ¿qué pasa?, ¿estás llorando? –Preguntó con un tono preocupado -

Maya se quedó totalmente sorprendido por recibir una llamada de aquella persona, no era buen momento para estar hablando con él, sabía que debía cortar la llamada lo más pronto posible.

Maya: No –Dijo tratando de detener su llanto- no es nada para preocuparse, sólo tonterías.
Voz: Maya, yo sé perfectamente que no lloras por tonterías, debe ser algo serio,
Maya: enserio no importa, platicamos luego ¿sí? –Dijo para después cortar la llamada sin esperar respuesta alguna-

Después de cortar la llamada Maya miró nuevamente la pantalla del celular para después dejarlo caer al suelo y llorar descontroladamente.

Maya: ¿Por qué me llamó él?, De todas las personas en el mundo, ¡no quería que él me escuchara llorar!, ¡¿Por qué?! –Pensó mientras su llanto se hacía más prolongado-

Maya comenzó a sentir un poco de dolor en su cuerpo por haberse sentado en el frío piso de su casa, por lo que fue a su cuarto a cambiarse. Su cuarto era muy sencillo, las paredes eran totalmente blancas, su cama se encontraba del lado derecho del cuarto, recargada totalmente a la pared, la cabecera estaba recargada en la pared del fondo y al lado izquierdo de la cabecera había una pequeña ventana que daba al patio frontal de la casa, al lado izquierdo de la ventana se encontraba un escritorio con una pequeña lámpara, en éste había muchas hojas donde se encontraban escritas algunas canciones. Finalmente, del lado izquierdo del cuarto había un mueble de madera con dos puertas corredizas, en éste guardaba toda su ropa.
Maya se acercó a su ropero y sacó una muda de ropa seca, la puso sobre su cama y se cambió de ropa, una vez que terminó bajó nuevamente a la sala y se puso a ver televisión dispuesto a dejar de pensar tanto en el asunto, tal vez la televisión podría entretenerlo un poco. Aunque Maya trató de poner toda su atención a la televisión no lo lograba, seguía dándole vueltas al asunto y así estuvo pensando alrededor de una hora.

Maya: Si no hubiera dicho nada, si no hubiera mencionado a Miyavi o me hubiera comportado así, seguiríamos juntos, sin problemas… lo arruiné todo –Dijo subiendo sus pies al sillón y escondiendo su rostro entre sus rodillas-

En ese momento el timbre de su casa irrumpió el silencio que había en su casa y con éste, su llanto.

Maya: ¿Quién será a estas horas?, ya casi es de madrugada… ¿Podría ser…? -Se preguntaba en su mente mientras se asomaba por la ventana de su sala-

Debido a que la luz de su sala se encontraba encendida no podía ver bien quien se encontraba afuera, sólo veía una sombra frente a su reja, Maya seguía forzando su vista para tratar de ver quién era pero no lo consiguió, por lo que decidió salir. Al momento en que salió, éste se percató de que la lluvia se había detenido, Maya se quedó parado en su entrada observando a aquel sujeto. Era alto, de cuerpo delgado pero con ropas muy holgadas, y traía el cabello totalmente negro y largo, pasando un poco de sus hombros, en ese momento usaba un gorro de invierno color azul.

Maya: ¿Quién está ahí? –Preguntó con sus brazos cruzados debido a que afuera hacía mucho frío-

El sujeto rápidamente se dio la vuelta al escuchar la voz de Maya.

Sujeto: ¡Ah!, Maya, que bueno que estés en casa, me preocupé al escucharte llorar, creí que lo mejor sería visitarte, ¿puedo entrar?

Maya al reconocer al sujeto quedó totalmente en shock

Maya: ese rostro, esas perforaciones… No hay duda que es él –Pensó-. ¿Porqué tienes que aparecer tú en este momento?... ¡No quiero verte!, ¡ya no más por favor!, ¡Vete! –Gritó Maya a mitad de aquella fría y húmeda noche para terminar con un pequeño sollozo-
Miyavi: Maya, ¡no te pongas así!, ¿qué pasó?, ¿por qué llorabas cuando te hablé? –Dijo recargándose en la reja-
Maya: ¡Cállate, tú tienes la culpa de todo! –Gritó mientras en su rostro se reflejaba el enojo que comenzaba a sentir-
Miyavi: ¿La culpa de qué?
Maya: de… de… -En ese momento los recuerdos de su pelea con Aiji hicieron que las lágrimas brotaran de sus ojos nuevamente-… de lo que pasó esta noche –Dijo con un tono ahogado-
Miyavi: Y ¿qué fue lo que pasó?

En ese momento Maya no podía decir nada, su llanto no se lo permitía. Tener frente a él a esa persona, viéndola llorar creaba gran confusión en su cabeza, Maya sólo quería alguien que lo escuchara, que le ayudara a resolver la situación y, ahí estaba, el primer amor de Maya, parado en la puerta de su casa

Maya: ¿Debo dejarlo pasar? –Se preguntaba Maya en su mente-, siento que, si lo dejara pasar, estaría traicionando a Aiji –En ese momento sus pensamientos comenzaron a crear estragos sobre sus sentimientos y, principalmente, sobre su amor hacia Aiji – pero… Aiji ya no me quiere ¿cierto?, no está mal que hable con Miyavi.

Maya bajó su mirada y, sin levantarla, se acercó a la reja para abrirla y permitirle el paso a Miyavi. Al momento en que Miyavi entro, el perro de Maya salió rápidamente de su casa para detenerse junto a Miyavi y comenzar a ladrarle desesperadamente.

Maya: Moco, guarda silencio o molestarás a los vecinos –Dijo dirigiéndose al perro como si éste entendiera lo que decía, pero Moco no dejó de ladrar haciendo que ambos entraran rápidamente a la casa-
Miyavi: parece que tu perro sigue odiándome ¿no? –Dijo quitándose sus zapatos y poniéndolos a un lado de la entrada-
Maya: así parece ser…

Una vez Miyavi terminó de quitarse los zapatos, fue directamente al sillón de su sala; pareciera que no era la primera vez que estaba ahí, Maya, con pasos lentos e inseguros, entró a la sala para después sentarse cerca de Miyavi.

Miyavi: entonces, ¿me contarás por qué es que estás llorando? –Preguntó con el peculiar tono prepotente propio de Miyavi para recargarse cómodamente en el sillón-

Maya, con su mirada baja y sus manos entrelazadas mientras jugaba lentamente con sus dedos, comenzó a explicarle la situación, Miyavi le observaba atentamente, pero más que poner atención a sus palabras, Miyavi se encontraba recorriendo su cuerpo con una mirada que expresaba un placer único; como Maya se encontraba con la mirada baja no se percató de que Miyavi no ponía total atención en sus palabras, sin embargo Miyavi escuchaba lo necesario.

Miyavi: ¿entonces eso fue?
Maya: si… -respondió con un pequeño suspiro-
Miyavi: Sabía que ese Aiji no te merecía –Dijo seriamente y un poco molesto-
Maya: no creo que sea eso…
Miyavi: ¡Cómo no lo va a ser!, ¿no te das cuenta?, nunca debió de haber salido con esa chica sin avisarte, ¡eso no se hace!, se me hace muy cobarde de su parte
Maya: ya sé, pero, no debí de haberlo tomado tan serio, de todos modos, era sólo su amiga de la infancia…
Miyavi: ¡pero claro que tenías razón para actuar así! –Exclamó interrumpiendo a Maya-. ¡Agh!, quiero golpear a ese idiota, además…

En ese momento Miyavi se levantó para apagar la luz de la sala y volver a sentarse junto a Maya Maya sintió como la cálida mano derecha de Miyavi tomaba su rostro por la barbilla para voltearla de un modo brusco pero tierno a la vez.

Miyavi: … nadie puede tocar a mi Maya, y mucho menos con intenciones de golpearlo, porque... después de todo, eres lo más importante en mi vida. –Dijo con un tono totalmente suave y con una mirada totalmente cálida-

Aquellas palabras confundieron aún más los sentimientos de Maya.

Maya: ¿qué es lo que en verdad siento por Miyavi?, ¿por qué comienzo a sentirme nervioso?, ¿por qué?, su rostro… sigue siendo demasiado llamativo, su piel sigue siendo muy suave y cálida, y sobre todo, el tono que usa conmigo, sigue siendo demasiado cálido.

Miyavi: si todavía no lo crees… déjame mostrártelo en éste momento. –Dijo con un tono muy provocador mientras acercaba lentamente su rostro al de Maya-

Miyavi comenzó a inclinar lentamente su rostro y a cerrar sus ojos, Maya se encontraba totalmente asustado.

Maya: ¿qué le pasa? –Se preguntó asustado en sus pensamientos-, ¿por qué está haciendo esto? ¡No!, ¡debo detenerlo!, no debo traicionar a Aiji…. –Al pensar en Aiji sus recuerdos irrumpieron totalmente sus pensamientos- … ¿Aiji?, pero… él ya no quiere continuar conmigo, eso… quiere decir… que… ¿está bien que regrese con Miyavi?, después de todo, Aiji ya no me quiere y, está mejor con esa chica ¿no?, después de todo, soy lo más importante para Miyavi, y yo… lo quiero…

En ese momento los labios de Miyavi se juntaron suavemente con los de Maya, Maya aún se encontraba asustado pero, después de llegar a la conclusión de que él no era importante para Aiji, decidió que lo mejor era dejarse proteger por Miyavi, como antes; por lo que Maya correspondió el beso entre abriendo un poco sus labios para permitir el paso de la lengua de Miyavi a su boca, Miyavi no lo pensó dos veces y comenzó a introducir su lengua para jugar lentamente en ésta. Mientras lo besaba, Miyavi subió sus piernas en el sillón para recargarse sobre sus rodillas y, sin soltar el rostro de Maya, comenzó a gatear hacia enfrente, empujando el cuerpo de Maya hacia atrás y recargarlo en el sillón y así Miyavi quedó sobre de él. Miyavi soltó el rostro de Maya y, con esa misma mano, recorrió su rostro hasta llegar a su nuca y tomar la cabeza de Maya fuertemente por el cabello.

Miyavi: ésta vez serás solamente mío, ¿entiendes?, yo te protegeré.
Maya: Hum… –Exclamó mientras asentía con su cabeza-

Miyavi interrumpió su apasionado beso para pasar delicadamente su lengua por la mejilla de Maya, Miyavi sentía perfectamente la piel suave y tersa de éste, provocando en él más ganas de sentir su cálido cuerpo, por lo que, mientras recorría su lengua hasta llegar al oído derecho de Maya, llevó su mano izquierda a la altura del cinturón del pantalón de Maya y metió suavemente su mano por debajo de su playera, pasando su mano por su abdomen y así comenzó a acariciarlo. Maya aún dudaba de la situación, pero su cuerpo comenzó a reaccionar ante los estímulos que las caricias de Miyavi le provocaban, haciendo que Maya pasara sus brazos por la espalda de Miyavi, acariciándola suavemente hasta llegar a su cintura, en ese momento Maya levantó la camisa de Miyavi y metió sus manos debajo de ésta para corresponder las caricias que Miyavi le proporcionaba. Miyavi jugaba con su lengua en el oído de Maya, esto provocaba una sensación extraña en el cuerpo de Maya haciendo que éste hiciera movimientos muy provocativos; Miyavi, al darse cuenta de esto, comenzó a morder delicadamente su oreja haciendo que los movimientos de Maya fueran más bruscos, éste levantaba suavemente su cuerpo al momento de recibir aquellas mordidas, era inevitable para él levantar un poco la parte inferior del torso.

Maya: ¡Ah!... Miyavi, ¿por qué haces esto? –Preguntó entre gemidos-
Miyavi: ¿no te lo dije antes?, eres lo más importante para mí, además, quiero mostrarte que yo soy mucho mejor que ese idiota –Respondió con la respiración un poco acelerada-

Al momento en que Miyavi terminó de decir sus palabras, comenzó a lamer nuevamente las mejillas de Maya, para pasar por sus labios y, delicada y sensualmente, morder el labio inferior de Maya que tanto placer provocaba en el cuerpo de Miyavi, el sentir aquella parte del cuerpo de Maya entre sus dientes era una sensación inexplicable para él, hacía que el placer se volviera incontrolable; después de morderlos con delicadeza, comenzó a pasar su lengua por encima de ellos para bajar por su barbilla, antes de llegar al cuello, Miyavi jaló un poco brusco pero al mismo tiempo delicadamente el cabello de Maya hacia abajo, con su mano derecha, la cual seguía en su nuca, para así levantar el rostro de Maya y poder besar con mayor facilidad su cuello.

Miyavi comenzó a besar el cuello de Maya, dando pequeños besos sobre su piel, pero, al poco tiempo, comenzó a darle pequeñas mordidas, dejando suaves marcas rojas en su piel. Lentamente las mordidas se hacían cada vez más intensas, haciendo que Maya dejara salir algunos gemidos de dolor y, antes de que Miyavi continuara su recorrido por el cuerpo de Maya, dio un beso del lado izquierdo del cuello de Maya, en el cual succionó su piel, dejando en ésta una marca roja, la cual poco a poco comenzaba a ponerse morada.

Miyavi: esto es para que sepan que eres sólo mío –Dijo levantando su rostro para ver fijamente a Maya, sin dejar de jalarlo por el cabello-

Así Miyavi levantó la playera de Maya lo más que pudo con su mano derecha para bajar su cabeza a la altura del abdomen de Maya y con esto, soltar su cabello. Miyavi comenzó a pasar su lengua por su abdomen y en momentos, daba pequeños besos en su piel, con su mano izquierda, Miyavi se quitó su gorro dejando caer su suave cabello negro sobre el abdomen de Maya, generando en éste una sensación única, Maya tenía sus ojos cerrados y se excitaba con cada caricia que sentía y, así, Miyavi subió hasta su pecho lamiéndolo delicadamente, pasando por su pezón derecho para lamerlo y succionarlo y así generar placer en el cuerpo de Maya. Miyavi, con su mano izquierda, levantó un poco el torso de Maya para sentarlo, Maya comprendió muy bien lo que Miyavi quería hacer por lo que se sentó y se quitó su playera para tirarla a un lado del sillón, después de tirar la playera, éste pasó sus brazos alrededor del cuello de Miyavi y volvió a recostarse llevándolo con él mientras le robaba un beso apasionado, en este momento Miyavi aprovechó para poner su rodilla derecha entre las piernas de Maya y la pegó junto a su miembro, al momento en que Maya sintió la rodilla de Miyavi junto a su miembro, Maya comenzó a mover sus caderas generando una fricción que llenaba de placer su cuerpo y, en ese momento, Miyavi se aseguró que Maya estaba totalmente excitado, por lo que no pudo evitar levantar su rostro para observar aquella expresión que anhelaba ver durante muchos años.

El rostro de Maya se encontraba un poco humedecido por el sudor, pero eso hacía ver su piel más tersa y suave, sus mejillas se encontraban ligeramente sonrojadas, y sus ojos aún se encontraban cerrados, Maya disfrutaba cada sentimiento de placer que generaba Miyavi en él. Miyavi, al ver esta expresión, no pudo contenerse más, por lo que se levantó y sacó su playera para tirarla a un lado, ésta calló encima de la mesa de centro, pero eso no preocupó en lo más mínimo a ambos, así Miyavi comenzó a desabrochar su pantalón y a bajar el cierre de éste para después llevar sus manos al cinturón de Maya y comenzar a desabrocharlo, en ese momento Maya abrió sus ojos para ver las acciones de Miyavi, inmediatamente llevó su mirada hacia su rostro y pudo ver algo inusual en la expresión de Miyavi, parecía ser un niño abriendo un regalo nuevo pero, al mismo tiempo, tenía una mirada muy sensual y provocativa, los ojos de Miyavi desviaron su mirada hacia los de Maya, su mirada estaba totalmente llena de excitación y placer, y unas infinitas ganas por hacer suyo el cuerpo de Maya. Miyavi regresó su mirada hacia lo que estaba haciendo y, después de desabrochar su cinturón comenzó a sacarlo lentamente para tirarlo junto con sus playeras, así prosiguió a desabrochar el botón del pantalón de Maya y a bajar el sierre, y una vez terminó de bajarlo, puso sus dedos de la mano derecha sobre su abdomen, para desplazarlos lentamente hacia su miembro, pasó por encima de la ropa interior y comenzó a acariciar su miembro por encima de ésta, Maya se sonrojó más aún.

Maya: ¡Ah!, Mi… Miyavi… No… ¡Ah! –Exclamó entre gemidos-
Miyavi: ¿Hm?, ¿qué?… ¿No quieres que haga esto? –Preguntó para después llevar su rostro a la altura del miembro de maya y bajar delicadamente su ropa interior junto con su pantalón dejando su miembro totalmente al descubierto-. Mira, es la primera vez que me dejas verlo, es hermoso… –Dijo con un tono muy cálido para después tomar el miembro de Maya con su mano derecha mientras su rostro yacía a un lado de éste-. Y ya está completamente erecto, estás disfrutando mucho ¿verdad?
Maya: tonto… -Contestó Maya con una voz un poco ahogada debido a que no quería que Miyavi se diera cuenta que en verdad estaba disfrutando mucho lo que hacía-

Lo único que podía hacer Maya en ese momento era tratar de agarrarse desesperadamente del forro de piel de su sillón, lo cual le era relativamente imposible por lo que llevó su mano derecha hacia la nuca de la cabeza de Miyavi y lo tomó por el cabello mientras mordía delicadamente su labio inferior expresando el placer que sentía. Miyavi llevó sus labios hacia la punta del miembro de Maya y dio un delicado beso a éste, en ese momento Miyavi sintió como Maya jalaba un poco más fuerte el cabello de Miyavi, esto provocó aún más placer en su cuerpo. Miyavi comenzó a mover su mano de arriba hacia abajo lentamente, haciendo que Maya comenzara a mover sus caderas al compás de los movimientos de Miyavi, mientras continuaba moviendo su mano, éste comenzó a lamer su miembro jugando con su lengua en la punta de éste, Maya dejaba salir unos gemidos totalmente dulces para los oídos de Miyavi, pronto Miyavi envolvió su miembro con sus labios y comenzó a mover su cabeza de arriba hacia abajo.

Los gemidos de Maya hacían que Miyavi no pudiera contenerse por más tiempo por lo que Miyavi sacó el miembro de Maya de su boca para lamer los dedos de su mano izquierda, al momento en que Maya sintió aquella acción de Miyavi éste abrió sus ojos y pudo observar como Miyavi humedecía sus dedos.

Maya: Al final, si terminaremos así ¿no?, está bien, después de todo, Miyavi en verdad me quiere –Pensó Maya al ver el rostro de Miyavi-

Una vez Miyavi terminó de lamer sus dedos, los llevó a la entrada de Maya, para pasarlos suavemente sobre ésta haciendo que Maya comenzara a apretar sus ojos en signo de que se preparaba para el dolor que eso provocaría y, sin previo aviso, Miyavi metió el primer dedo bruscamente, haciendo que el cuerpo de Maya se levantara un poco del sillón y una lágrima escapara de sus ojos; a pesar de que eso le había causado cierto dolor, éste era un dolor placentero. Miyavi comenzó a mover su dedo dentro de Maya mientras introducía su miembro nuevamente en su boca para seguir moviendo su cabeza y excitar más a Maya, así prosiguió a meter el segundo dedo, provocando el mismo efecto que el anterior. El placer y excitación llegaron a tal nivel en el cuerpo de Miyavi que no pudo esperar por más tiempo, éste sacó el miembro de Maya de su boca, y lo soltó, Maya al sentir esto soltó la cabeza de Miyavi, Miyavi se recargó sobre sus rodillas y bajó lentamente su pantalón hasta sacárselo completamente, en ese momento Maya no pudo evitar el desviar su mirada hacia el miembro de Miyavi y mirarlo con cierta vergüenza.

Miyavi: ¿qué te parece? –Preguntó con su tono prepotente al percatarse que Maya miraba fijamente su miembro-
Maya: ¡¿Eh?! –Exclamó sorprendido-

Miyavi dejó salir una pequeña risa y tomó el pantalón y la ropa interior de Maya y se los quitó completamente para dejarlo todo tirado por el suelo, Miyavi puso ambas rodillas entre las piernas de Maya y, tomando sus piernas, levantó su cuerpo para así acomodarlo y poder introducir bruscamente su miembro en la entrada de Maya, Maya no pudo evitar el dejar salir un gemido lleno de dolor.

Maya: ¡Ah!, ¡Miyavi! –Exclamó con un tono lleno de dolor-
Miyavi: Maya, no aguanto más… perdóname –Dijo levantando un poco las piernas de Maya para pasarlas entre sus brazos-

Miyavi no esperó ningún momento para que Maya pudiera acostumbrarse a tener su miembro dentro de él, así éste comenzó a moverse bruscamente hacia adelante y hacia atrás, Maya apretaba sus ojos lo más que podía puesto que el dolor era fuerte.

Maya: ¡Miyavi!, ¡Detente!... ¡Me duele! –Expresó entre gemidos con un volumen de voz un poco alto-
Miyavi: ¡Aguanta un poco más, por favor! –Decía mientras comenzaba a apresurar sus movimientos-
Maya: ¡Miyavi!, para por favor –Exclamó mientras comenzaba a llorar-

El dolor cada vez causaba más placer en el cuerpo de Maya, sin embargo, no se comparaba a la delicadeza de Aiji, Aiji se había procurado por el bien de Maya mientras que Miyavi sólo se encargaba de satisfacer su propio placer, en ese momento Maya se sintió totalmente sucio y usado, pero no era momento para detener las cosas, su decisión ya comenzaba a mostrar sus consecuencias. Miyavi cada vez embestía su cuerpo con mayor agresividad, Maya dejaba salir más lágrimas causadas por esos sentimientos tan vacíos, pero su cuerpo no dejaba de disfrutar del placer y gozo de la situación. Miyavi recostó totalmente a Maya y se puso sobre él y continuó embistiendo con todas sus fuerzas el cuerpo de Maya, el cabello de ambos estaba totalmente alborotado y humedecido por el sudor, sus gemidos se hacían cada vez más fuertes y su respiración estaba totalmente acelerada.

Miyavi: ¡Ah!, voy a correrme –Dijo haciendo sus movimientos lo más fuerte y profundo que podía-
Maya: ¡Ah!

En ese momento Maya sintió como Miyavi empujó con todas sus fuerzas tratando de llegar lo más profundo de su cuerpo, y en ese momento, un sentimiento cálido comenzó a recorrer el interior de Maya, el líquido de Miyavi estaba dentro de él, Maya era totalmente débil ante aquel sentimiento, el sentir como alguien se venía dentro de él era la mecha para lograr que Maya se corriera, por lo que no pudo evitarlo y Maya se corrió entre ambos, Miyavi se recostó rendido sobre Maya y lo abrazó suavemente.

Miyavi: Gracias Maya, había esperado años para poder hacer esto.
Maya: Sí… -Respondió con un tono muy débil-
Miyavi: quedémonos así un momento más, por favor

Así ambos se quedaron recostados sobre el sillón un rato más; durante éste rato Maya seguía dando vueltas al asunto, a pesar de que lo había hecho con su primer amor, no fue el mismo sentimiento, en ese momento se sentía totalmente vacío, tal vez peor que antes.

Miyavi: bien, creo que es momento de que me vaya –Dijo levantándose del sillón para recoger su ropa e ir al baño a limpiarse y poder vestirse-

Maya se quedó recostado en el sillón, parecía estar en shock, no movía ninguna parte de su cuerpo más que sus ojos, Miyavi salió del baño y se dio cuenta que Maya aún se encontraba ahí recostado, sin haberse movido ni un poco

Miyavi: Maya, ¿estás bien? –Preguntó con un poco de nerviosismo-

Maya no dio respuesta alguna.

Miyavi: bueno, tengo que irme, mañana debo hacer algo importante, nos vemos, espero esta ocasión se repita –Dijo con un tono seductor-

Y así Miyavi salió de la casa de Maya mientras éste se quedó recostado en su sofá.

jueves, 7 de enero de 2010

Liar Liar (Capítulo 4)

Aaam.. ya es el ultimo porque mi cerebro no dio para más xDDD
Iba a poner problemas pero.. nee.. es mejor la felicidad xDD
Comoquiera… escribí un onexshot asi que.. si lo quien leer ahí estará xD
También porque ya entraré a la escuela y me agobiarán -3-
Pero algún dia volveré a escribir xD
Y ya.

..................................................................................
Capitulo 4- Por siempre…
Por: Yuna Akira Tsukiyama

Maya se sentó en la cama, mientras Aiji se encontraba parado desabotonándose la camiseta, Maya empezaba a quitarle el pantalón, besando sus labios y lamiéndolos como si fueran una chupachups más.
Comenzó a masajear el miembro del castaño, haciendo que su respiración sonara más agitada.

-te amo Aiji…-
-yo…yo también te amo Maya…-

Aiji lo recostó sobre la cama y comenzó a morder sus labios y a besarlo con tanta pasión, que se veía la pelea de lenguas para ver quién era el mejor.
Aiji bajó la mirada hacia donde estaba el miembro de Maya y lo introdujo totalmente en su boca, succionándolo con cuidado y haciéndolo entrar y salir cada vez con más fuerza y rapidez.

-A..aiji más rápido!...-

Aiji hizo caso y succionaba con más rapidez, Maya no aguantaba más, sus gemidos se escuchaban hasta el otro lado de la ciudad. Se metió los dedos a la boca, lamiéndolos de una forma sensual.

-Maya, me dices si te lastimo, ¿de acuerdo?-
-está bien, solo ten cuidado…-

Aiji acercó uno de sus dedos hacia la entrada de Maya y este soltó un gemido de dolor y placer al sentirlo entrar. El castaño movió su dedo en forma circular, para dilatar bien, introdujo otro dedo y ocasionó que Maya soltara un grito de dolor.

-lo siento, te lastimé?-
-no, estoy listo.-
-estás seguro?-
-si!, hazlo!-

Aiji sentó a Maya en sus piernas y lentamente fue introduciendo su sexo en Maya a quien esta vez se le escapó una lágrima.
Aiji paró para que Maya se acostumbrara un poco y este le hizo una señal para que se moviera.
Aiji entraba y salía del cuerpo de Maya, haciendo que los dos se excitaran cada vez más.

-mas.. más rápido! Aah..-
-Ahh…-Aiji soltó un gemido al mismo tiempo que comenzaba a moverse más rápido.


Los dos estaban a punto de llegar al límite, Maya abrazaba a Aiji para acercarlo más a el y hacer que su miembro entrara completamente.

-aah.. Aiji, ya me vengo…-
-aah!-
-aaah!-

Aiji se había corrido dentro de Maya y Maya en el torso de ambos, Aiji salió de Maya y le dio un beso en la frente.

-te amo Maya…-
-yo también te amo Aiji…-

Los dos cayeron agotados en la cama y quedaron profundamente dormidos.

sábado, 2 de enero de 2010

Sólo Contigo (Capítulo 15)

Bueno pues aquí ta el cap 15.... la verdad es que
no sé si vaya a subir capítulo el próximo sábado, xD
las vacaciones comienzan a hacerme efecto y ya no quiero
hacer nada xD hahaha... espero escribir algo :S!
mish!!... gracias por leer ^^
..................................................................................


15.- Aún sigues siendo un niño.

Maya: ¿Por qué no quieres que me vaya contigo, Aiji?, ¿tiene algo de malo que quiera estar contigo nuevamente? –Se preguntaba Maya mientras caminaba hacia su casa- ¿será que no te gustó lo de anoche?, ¿estuvo mal que lo hayamos hecho?

Maya no dejaba de buscar una respuesta al porqué Aiji le había negado su compañía, era la primera vez que éste lo había hecho. Maya sentía mucha tristeza y esta llenó el cuerpo y corazón de Maya haciendo que las lágrimas brotaran de sus ojos sin que éste pudiera evitarlo.

Maya: ¡Ah!, no debo llorar, seguro Aiji tenía algo más que hacer, tal vez esa sea la razón –Dijo para después secar sus lágrimas-

Maya continuó pensando en lo mismo todo el camino hasta llegar a su casa. Maya tomó un rápido baño para después entrar a su cuarto y acostarse en su cama, trató de conciliar el sueño pero, por más que trataba de sacar a Aiji de su cabeza no podía, Maya seguía recordando todo lo que habían hecho la noche anterior y enseguida llegaba a su cabeza la imagen de Aiji rechazando su compañía.

Maya: ¡No debo de preocuparme, tonto!, Aiji seguro tiene una buena razón –dijo mientras cubría su rostro con las cobijas-

Después de un rato Maya logró dormir hasta el siguiente día. Nuevamente era día de grabación por lo que Maya se alistó para ir al estudio, así salió de su casa dirigiéndose a Pony Canyon.

Hiko: ¡Hola Maya! –Exclamó Hiko al ver a Maya entrando al estudio-
Maya: ¿Eh? –Exclamó sorprendido- ¿qué haces aquí?
Hiko: ¿Cómo que qué hago aquí?, ustedes me dijeron que si quería ayudarles podía regresar.
Maya: ¡Ah!, cierto, perdona –Dijo poniendo su mano derecha sobre su rostro-
Hiko: Maya, ¿te sientes mal?
Maya: No, no es eso
Hiko: Mm… ¿seguro?
Maya: Sí –Contestó para dejar salir una sonrisa un poco forzada-. Por cierto, ¿y Denki?
Hiko: ¡Ah!, me dijo que vendrá después de que los vea en algún concierto, para ver si se queda o no
Maya: Hum… ya veo.

Hubo un pequeño momento de silencio en lo que Maya acomodaba sus cosas y, una vez que terminó de acomodarlas preguntó a Hiko.

Maya: Nee Hiko, ¿ya llegó Aiji?
Hiko: No, soy el primero en llegar.
Maya: Mm… ya veo.

Maya tomó una de las guitarras eléctricas y se la puso, después tomó una silla y la puso frente a Hiko para así sentarse en ésta y así comenzaron a ensayar. Hicieron unos arreglos a las nuevas canciones y sin que se dieran cuenta, una hora había transcurrido.

Maya: hum… me pregunto si Aiji vendrá –Dijo mirando su reloj-
Hiko: ¿es normal que llegue tarde?
Maya: No, se me hace muy raro pues Aiji es muy puntual.

Ambos intercambiaron miradas y continuaron haciendo las modificaciones para las canciones. Quince minutos después la puerta del estudio se abrió, ambos voltearon rápidamente para ver quién la había abierto pero no había nadie.

Hiko: ¿Eh?, ¿Quién abrió la puerta?
Maya: No lo sé –Respondió un poco decepcionado pues esperaba que Aiji fuera quien abriera la puerta-

Hiko y Maya volvieron a intercambiar miradas, enseguida Maya se levantó para ir a cerrar la puerta, pero antes de tomar la perilla un fuerte golpe se escuchó en el pasillo, dicho golpe se escuchó como si varias cajas se hubieran caído. La curiosidad llevó a Maya a asomarse al pasillo y ahí se encontraba en el suelo un joven junto con cajas y cables regados por todo el lugar.

Maya: oye, ¿estás bien?
Chico: ¡Ah! , sí, sí, estoy bien –Respondió incorporándose rápidamente y comenzando a recoger sus cosas-
Maya: déjame ayudarte

Maya se hincó en el suelo para ayudarle al chico a recoger todo.

Chico: ¡Muchas gracias! –Dijo sorprendido-

El chico se agachó junto con Maya para que juntos acomodaran las cosas dentro de las cajas. Una vez terminaron de acomodarlas el chico tomó las cajas y entró al estudio, Maya lo siguió un poco extrañado.

Hiko: ¿Eh?, ¿Quién es él Maya?
Maya: No sé
Chico: ¡Ah!, perdón por no presentarme, mi nombre es JayKay, soy el nuevo ayudante en el estudio –Dijo haciendo una pequeña reverencia-
Maya: ¡Oh!, ya veo…
JayKay: sí, yo les ayudaré con las grabaciones, ¿Puedo escuchar lo que llevan?

Maya: Claro

Maya le entregó la memoria con las grabaciones y JayKay la conectó a su laptop y las reprodujo.

JayKay: bien, bien… me agrada, pero creo que pueden quedar un poco mejor, ¿podemos grabar la guitarra de esta estrofa nuevamente?

Maya: Em… sobre eso… Aiji todavía no llega
JayKay: ¿Aiji?, ¿que no es él? –Preguntó señalando a Hiko
Hiko: ¡¿Ah?! No, yo soy el bajista
JayKay: Oh, ya veo, entonces, comencemos a hacer unos ajustes al bajo.
Hiko: Ok.

Maya se quedó viendo como las manecillas de su reloj avanzaban lentamente, tal parecía que Aiji no iba a aparecer por lo que Maya decidió concentrarse en las grabaciones. Maya observaba atentamente el trabajo que estaban llevando a cabo Hiko y JayKay.

Aiji: Sí… disculpa por no poder quedarme contigo más tiempo –Dijo abriendo la puerta y despidiéndose de alguien que estaba en el pasillo-
Voz: no te preocupes, ya volveremos a vernos para continuar platicando.
Aiji: Sí, espero nos veamos pronto, adiós
Voz: Adiós

Al escuchar esa voz Maya sintió un enojo que comenzó a invadir rápidamente sus pensamientos, así Aiji entró al estudio y cerró la puerta detrás de él. Maya, Hiko y JayKay fijaron su mirada en Aiji.

Aiji: ¿Qué pasa? –Preguntó extrañado de las miradas-
Maya: llegas tarde –Dijo desviando su mirada y con un tono molesto-
Aiji: Perdón, es que me encontré con una vieja amiga y no pude evitar el quedarme platicando con ella.
Maya: ¿y eso te llevó casi 2 horas?
Aiji: Maya, ¿qué te pasa?, no tienes por qué ponerte así
Maya: ¡Ah, claro! –Respondió molesto-

Hiko y JayKay miraban atentos aquella escena, nadie entendía el porqué Maya estaba reaccionando así ante la llegada de Aiji.

Aiji: bueno… ¿y quién es él? –preguntó señalando a JayKay, Aiji trataba de dispersar el ambiente pesado que se había formado –
Hiko: ¡Ah!, es el nuevo ayudante para las grabaciones.
Aiji: Oh, ya veo…
JayKay: Mucho gusto Aiji, yo soy JayKay, espero trabajemos sin problemas de hoy en adelante –Dijo amablemente-
Aiji: claro
Maya: ¡¿Podemos continuar?! –Exclamó furioso-
Aiji: Maya, ¿por qué estás actuando así? –Preguntó para dar fin al comportamiento de Maya-
Maya: nada –respondió cortante-

Obviamente Aiji no estaba conforme con esa respuesta, y mucho menos con la actitud que Maya había tomado, pero ese no era el momento para estar discutiendo, tenían trabajo que hacer. Nadie volvió a tocar el tema durante todo el día de grabación. A diferencia de los demás días de grabación Maya no le dirigió la palabra a Aiji en ningún momento, Aiji volteaba a ver a Maya esperando que sus miradas se encontraran pero esto no pasó.

JayKay: ¡Bien!, terminamos los arreglos de las grabaciones que ya tenían, ¿Qué les parece? –Preguntó mientras las canciones se reproducían-
Hiko: ¡sí!, las canciones suenan mucho mejor
Aiji: ¡Sí, es verdad!, muchas gracias JayKay
JayKay: pues entonces creo que sería todo por hoy.
Hiko: ¡Ah! –Suspiró- si que este día fue un poco agotador.
Aiji: una vez que te acostumbres al ritmo de trabajo, ya no te sentirás tan cansado –Dijo tomando a Hiko por el hombro-

Por otro lado Maya se encontraba sentado en el sillón con los codos recargados en sus piernas mientras sus manos cubrían su rostro. Aiji desvió su mirada para observar a Maya, sabía que algo andaba muy mal con él por lo que lentamente caminó y se sentó junto a éste, en el momento en que Aiji caminaba hacia Maya, Hiko y JayKay guardaron total silencio y miraron con mucha atención a la pareja.

Aiji: Maya, ¿Ya me vas a decir qué tienes? –preguntó recargando sus codos en sus piernas mientras miraba fijamente a Maya –

Maya no dio respuesta alguna por lo que todo el estudio quedó en un total silencio, pareciera que el mismo estudio quería una respuesta por parte de Maya. En ese momento Maya se levantó del sillón, haciendo que la mirada de todos se dirigieran hacia él.

Maya: me voy a casa –Dijo con un tono triste pero al mismo tiempo guardando ese enojo –
Aiji: Maya… en ese caso, déjame acompañarte
Maya: p… por favor… no lo hagas –Dijo tomando su chamarra para después dirigirse a la puerta-

Estas palabras hicieron eco en la cabeza de Aiji, Aiji no comprendía el origen de semejante respuesta, ¿qué había hecho mal?, era lo que Aiji se preguntaba en ese momento. Maya salió del estudio y cerró la puerta con gran fuerza, Aiji rápidamente volteó a ver los rostros de Hiko y JayKay buscando en estos la respuesta a su pregunta. En el momento en que Hiko y JayKay se dieron cuenta de la confusión de Aiji, desviaron su mirada para comenzar a recoger las cosas del estudio.

Hiko: ¿Te vas a quedar ahí Aiji?
Aiji: ¿Eh? –Exclamó saliendo de sus pensamientos-
JayKay: hay que guardar todo antes de irnos
Aiji: ¡Oh!, sí, lo siento, ya les ayudo.

Los tres se apresuraron a acomodar todo el equipo mientras que Maya ya se encontraba recorriendo su rutinario camino a casa.

Maya: ¡¿Qué le pasa a ese idiota?!, primero me niega el irme a su casa y ahora ¡viene llegando con una mujer!, ¿no soy suficiente para él?, ¿por qué me está rechazando?, ¡¿no dijiste que eras totalmente feliz junto a mi?!, ¿por qué no me lo demuestras?

La cabeza de Maya estaba llena de burdos pensamientos de engaño, poco a poco Maya se iba convenciendo de que Aiji quería algo con esa chica y este había dejado de quererlo. Mientras tanto en el estudio, Hiko, JayKay y Aiji habían terminado de acomodar todo, Hiko se despidió de ambos y se dirigió a su casa inmediatamente, JayKay debía acomodar otras cosas del equipo por lo que se iba a quedar en el estudio otro rato, Aiji volvió a sentarse en el sillón para después llevar sus manos al rostro.

Aiji: ¿Qué le pasa a ese chico? –se preguntó un tanto confundido-

JayKay no sabía que decir para disminuir la tensión y confusión de Aiji.

JayKay: no lo sé pero… cuando yo llegué, y comencé a trabajar con el bajista, Maya no dejaba de ver su reloj, al parecer estaba muy preocupado por tu retraso –Dijo sin dejar de acomodar los amplificadores que se encontraban al fondo del estudio-
Aiji: pero, no tenía por qué ponerse así, simplemente, se me hizo tarde.
JayKay: pues… Maya estaba normal hasta que llegaste con esa chica.

En ese momento Aiji regresó en sus recuerdos al momento en que entró al estudio, después de despedirse de su amiga Aiji volteó a ver inmediatamente el rostro de Maya, pero este desvió su mirada y sólo le contestó con un frío “llegas tarde”

Aiji: ¡Eh! –Aiji dio un ligero golpe a su rostro y se levantó para salir rápidamente del estudio-

JayKay se sorprendió por la velocidad en la que Aiji salió del estudio y esperó a que el sonido de los pasos de Aiji mientras corría se alejara hasta desaparecer, para así continuar acomodando el equipo.

Aiji: ¡Maya, si serás idiota! –Dijo mientras corría-

Aiji se dirigió rápidamente hacia la casa de Maya, si bien Aiji nunca había ido a su casa, Maya le había dado su dirección por si Aiji necesitaba ir alguna vez. Aiji llegó a la colonia de Maya y comenzó a correr buscando su dirección, pero no encontraba por ningún lado el nombre de la calle o el número de su casa, mientras seguía buscando logró ver a una persona que caminaba por la calle, por lo que no dudó en preguntar.

Aiji: ¡Disculpe señora! –Dijo tratando de recuperar el aliento- ¿podría ayudarme a encontrar ésta dirección?
Señora: ¡oh!, claro, es sobre ésta calle, en esa esquina… –Dijo señalándola con su dedo índice- … da vuelta a la derecha y, debería ser la segunda o tercera casa.
Aiji: ¡Gracias! –Exclamó haciendo una pequeña reverencia y así continuó en busca de la casa de Maya-

Finalmente Aiji se encontraba frente a casa de Maya. Esta tenía una agradable vista, no era ni muy grande pero tampoco pequeña. Aiji se apresuró a buscar el timbre, una vez lo encontró puso su dedo índice sobre él y lo presionó.

Aiji: vamos Maya, ¡sal!

En ese momento un perro salió corriendo de una pequeña casita que se encontraba en el patio frontal de la casa de Maya y éste comenzó a ladrarle.

Aiji: ¡tranquilo, tranquilo!

Aiji volvió a tocar el timbre varias veces pero parecía que no había nadie en casa.

Aiji: ¿Cómo es posible que no haya llegado aún?, yo tardé mucho, además, el salió antes que yo –Pensaba con mucha preocupación-

Después de quedarse frente a la casa de Maya un rato, esperando a que llegara, decidió que lo mejor era regresar a su casa y llamarlo más tarde. En ese momento Aiji se dio cuenta que no había puesto atención en el camino que había tomado, por lo que ahora no sabía cómo regresar, mientras caminaba un poco para tratar de recordar el camino de regreso una gota de agua calló en su rostro, Aiji levantó la vista y pudo observar nubes obscuras que reflejaban la luz de la luna.

Aiji: ¡No puede ser!, debo encontrar rápidamente el camino de regreso, ¡¿Dónde maldición estoy?!

Aiji apresuró sus pasos y con éstos, la cantidad de gotas de agua que caían del cielo, Aiji continuaba caminando esperanzado a que algo le ayudara a recordar el camino de regreso, lo único que podía ver eran casas en medio de la obscuridad y aquellas débiles luces que alumbraban la calle en secciones. Para mala suerte de Aiji ningún taxi pasó por el lugar, después de caminar por unos minutos llegó a un pequeño parque el cual tenía unas pequeñas mesas con paraguas. Aiji decidió resguardarse de la lluvia en ese lugar mientras pensaba que hacer.

Aiji: ¡Maldición!, y ahora con esta lluvia ¿cómo se supone que regresaré? –Se preguntaba en su mente mientras caminaba hacia la mesita-

Aiji se sentó en una de los bancos y cubrió su rostro con sus manos para pensar en alguna solución.

Aiji: Por aquí no pasa ningún taxi, no sé hacia dónde queda la estación, lo mejor será que regrese a casa de Maya y esperar a que llegue.

En ese momento, se escuchó un pequeño ruido detrás de él, como si algo fuera arrancado de la maleza que se encontraba en el lugar. Aiji se asustó al escuchar dicho ruido pero inmediatamente después comenzó a buscar el qué lo había originado. Al otro lado de la maleza se encontraba un gran árbol, y debajo de éste una persona cuyo rostro se encontraba cubierto por el gorro de su chamarra.

Aiji: ¿Oye estás bien? –Preguntó preocupado pues su ropa se encontraba mojada-

Al escuchar esa voz el cuerpo del chico se estremeció totalmente y, rápidamente levantó su rostro para así dirigir su mirada al rostro de Aiji.

Aiji: ¡¿Maya?! –Exclamó totalmente sorprendido-

Maya no pudo evitar el tener un semblante lleno de nerviosismo y enojo, Maya no quería verlo, de todos modos, Aiji ya no sentía nada por él, era lo que pensaba Maya. Así su cuerpo tomó control en sus acciones y se levantó dispuesto a salir corriendo del lugar pero Aiji lo detuvo sosteniéndolo por la muñeca.

Aiji: ¡Ya basta!, tenemos que hablar –Dijo seriamente-

Maya, sin decir ni una sola palabra, se detuvo para volver a sentarse en el lugar donde se encontraba. Aiji se sentó junto a Maya y, en ese momento hubo un silencio entre ambos, lo único que se escuchaba era el sonido de las gotas de lluvia cayendo sobre las hojas de las plantas y su ropa.

Aiji: Maya, ¿ya me vas a decir qué es lo que te pasa?

Maya bajó su mirada dirigiéndola a sus pies para después abrazar sus piernas y recargar su cabeza en sus rodillas.

Maya: tú deberías saberlo mejor que yo
Aiji: Maya, deja de actuar como un niño ¿sí?, si no me dices que tienes o qué fue lo que te molestó, yo no lo sabré. –Dijo molesto-
Maya: … tú ya no me quieres ¿verdad?
Aiji: ¿qué?...
Maya: ¡sí!... cuando te pregunté si podía irme contigo, tú me dijiste que no, ¡ya no quieres que estemos juntos!, y seguro ahora te gusta esa chica que te acompañó al estudio ¿no es así?
Aiji: Maya, ¿de qué diablos hablas?
Maya: tengo miedo de que me cambies Aiji –Dijo con una voz débil-
Aiji: Maya… ¿por qué debo soportar estas tonterías?, ¿cuántas veces te eh repetido que eres lo único en mi vida?, y aún así, sigues dudando de todo lo que pasa, siempre piensas que te voy a dejar, ¿por qué aún después de habernos entregado totalmente el uno al otro, sigues dudando?

Maya no sabía qué responder a tales preguntas, era cierto, ¿por qué?, se preguntaba Maya en ese momento, un gran duelo entre preguntas y recuerdos había comenzado en su cabeza haciendo que la confusión aumentara. Aiji pasó su brazo por encima de su hombro para poder abrazarlo.

Aiji: estás todo empapado y hace frío. Levántate y platiquemos en tu casa tranquilamente ¿sí?
Maya: Sí… creo que tienes razón, éste no es lugar para hablar de esos temas

Sin dejar de abrazar a Maya, Aiji se levantó y juntos caminaron por la calle hasta llegar a casa de Maya. En ese momento Maya estaba totalmente feliz pues por primera vez Aiji se había atrevido a ir por la calle abrazándolo sin preocuparse de que alguien los viera.